Durango
10/02/2018

Mínima incidencia de asma en el estado

Durango, Dgo.- A pesar de los constantes cambios climáticos, se mantiene el porcentaje de atenciones por asma en el estado, debido a las acciones de la Secretaría de Salud en el Estado para valorar los casos, principalmente en niños y adultos en edad productiva.

El Secretario de Salud en el Estado, César Franco Mariscal, recalcó que dadas las instrucciones del Gobernador del Estado, José Aispuro Torres de evitar que niños y adultos padezcan complicaciones respiratorias, se intensificaron las acciones de prevención entre las familias duranguenses, ya que el asma es una de las enfermedades más comunes en la población mexicana causada por la inflamación de los músculos que rodean las vías respiratorias y que reducen significativamente el paso del aire a los pulmones.

Destacó la necesidad de eliminar el humo del cigarro en la casa, así como evitar el polvo industrial o la contaminación al momento de realizar alguna actividad física, considerando que durante este año se han atendido 347 pacientes, siendo los niños entre los cinco y los 10 años, así como los adultos entre los 25 a 44 años los más afectados.

Este padecimiento puede originarse principalmente en personas con las vías respiratorias sensibles ante la inhalación de sustancias o artículos que producen alergias como el polen, los ácaros del polvo, el pelo de algunos animales, químicos en el aire o alimentos, resfriados o infecciones respiratorias mal atendidas, así como vivir en un ambiente de fumadores.

Una vez que el paciente conoce de su padecimiento, puede presentar algunos cuadros de complicación física como cara y labios de color azul oscuro, disminución de la lucidez mental, somnolencia o confusión, dificultad para respirar en extremo, ansiedad, opresión en el pecho, incluso, en algunos casos puede haber paro respiratorio momentáneo.

Por ello es necesario que el paciente acuda a la unidad de salud para recibir la atención adecuada, donde el personal médico de la Secretaría de Salud realice pruebas de alergias, radiografiá de tórax o pruebas de la función pulmonar para determinar el grado de daño en las vías respiratorias, además de definir si se requiere medicamento para la prevención de ataques asmáticos, o de alivio rápido para evitar complicaciones posteriores.

“El asma es un padecimiento que años atrás alertaba mucho a la población debido al desconocimiento de los tratamientos y la prevención por parte de los médicos, pero ahora hay muchos avances que nos ayudan tanto a prevenir la presencia de la enfermedad, como a atender a quienes ya lo padecen para mantener una mejor calidad de vida”, concluyó.

Se el primero en comentar