Deportes
11/01/2018

Serena, feliz; Djokovic regresa, y Garbiñe y Nadal en crisis

Serena Williams es otra. Olympia, su hija nacida en septiembre pasado, le ha enseñado la diferencia entre necesitar y querer. Novak Djokovic celebró su regreso a las pistas. Sin embargo para los españoles no pintan bien las cosas.

Serena Williams es otra. Olympia, su hija nacida en septiembre pasado, le ha enseñado la diferencia entre necesitar y querer. En una entrevista con la revista Vogue, la exnúmero uno del mundo dice que, por supuesto, anhela llegar a los 25 grandes de su carrera. Pero no se morirá en el intento. Tiene otra prioridad: la chiquilla que le ha robado el corazón y a la que no quiere ver en las pistas profesionales de tenis. Promete Serena que no se separará de ella hasta que cumpla los 18 años. Olympia le hizo ver que la maternidad no es un asunto ligero. Después del parto, Williams pasó varias semanas en observación médica a causa de una embolia pulmonar. Eso, en absoluto, echó para bajo su entusiasmo por el sueño más grande de su vida: ser madre. Reconoce en la charla los apoyos de Wawrinka, Djokovic y Federer durante su embarazo.

“Actualmente pienso que tener a mi hija me va a ayudar con mi carrera. Porque estaba muy ansiosa y desde que nació Olympia esa sensación desapareció. Al saber que tengo esta hermosa niña esperándome en casa después de cada partido me hace sentir bien y no está esa necesidad de jugar otro partido. No necesito ni dinero ni títulos, los quiero, pero no los necesito. Este es un nuevo sentimiento en mi”, dijo la tenista de 36 años.

Djokovic, quien fue padre con un día de diferencia de Williams, celebró su regreso a las pistas, después de seis meses de ausencia, con un cómodo triunfo sobre el austriaco Dominic Thiem, número 5 del mundo, por 6-1 y 6-4, en el torneo de exhibición Kooyong Classic. El serbio, ganador de 12 títulos de Grand Slam, se encuentra en buena forma y lleno de optimismo tras su primer encuentro desde su derrota en los cuartos de final de Wimbledon ante Tomas Berdych, en julio de 2017. Luego fue operado por una lesión en el codo derecho.

Al que le ha costado más trabajo el rendimiento físico es al español Rafael Nadal, quien ayer perdió -precisamente- ante el checo Berdych el torneo de exhibición Tie Break Tens de Melbourne.

“Los tenistas que disputaban el evento eran de los mejores del mundo, por lo que tenía que jugar realmente bien si quería tener opciones para lograr la victoria. Jugar en esta pista ha sido especial y además nos lo hemos pasado muy bien”, expresó Berdych.

Tampoco van bien las cosas en el lado femenino español. Garbiñe Muguruza (exnúmero uno de la WTA) anunció su retiro de Sídney para evitar lesiones a cinco días del inicio del Abierto de Australia, el primer Grand Slam del año. “He decidido parar, quería jugar aquí, pero es mejor detener para que no vaya a más”, se disculpó con los organizadores del torneo.

Juan Martín del Potro logró incluirse en el Top 10 de la ATP con un triunfo sobre Denis Shapovalov en el 250 de Auckland.

 

    Fuente: 
    El Financiero

    Se el primero en comentar