Deportes
09/08/2018

Rafael Márquez, un año bajo la sombra del narco

El exfutbolista mexicano aún no logra deslindarse de la acusación del Gobierno estadounidense que lo liga como testaferro del narcotráfico

El 9 de agosto cala en la memoria del exfutbolista mexicano Rafael Márquez. Ese día, a través de Internet y de sus abogados, se ensució la figura impoluta que había edificado como jugador internacional, uno de los más ilustres de su país. Una investigación de la Administración de Estados Unidos le implicó en una red de testaferros del narcotraficante Raúl Flores.

A un año de esa acusación, Márquez no ha podido esclarecer del todo su caso, sigue en la lista negra de la Oficina de Control de Activos Extranjeros de EE. UU.(OFAC, por sus siglas en inglés). La Administración estadounidense señaló que nueve empresas del exjugador del Barcelona habían servido como vehículos para el lavado de dinero por parte de la organización criminal de Flores con presencia en Ciudad de México y en Guadalajara. Eso le ha impedido mantener cualquier tipo de relación con una empresa estadounidense y le niega el ingreso al país. 

Las victorias personales han amortiguado los golpes: recibió el total respaldo del fútbol de su país, finalizó su trayectoria como futbolista en el club donde debutó, el Atlas, en abril pasado. El gremio mexicano se le rindió por una vez más. Tras la ruptura de dos de sus grandes patrocinadores, Procter & Gamble y Nike, tuvo el impulso de la firma alemana Puma. Su gran triunfo fue jugar su quinto Mundial en Rusia. 84 minutos que lo consagraron como una leyenda en las Copas del Mundo, aunque tuvo que hacerlo alejado de la exposición mediática. La Federación Mexicana de Fútbol y sus asesores acordaron no vestir uniformes de entrenamiento con los logotipos de los patrocinadores y se le restringió aparecer en una conferencia de prensa para evitar problemas legales. 

Una de las escenas que salpicó con suspicacias fue durante el discurso de Márquez frente al presidente del Gobierno mexicano, Enrique Peña Nieto, unos días antes de jugar el Mundial. "El camino no ha sido fácil. Todos y cada uno de nosotros tenemos nuestras propias historias de lucha. algunos hemos recibido fuertes muy golpes, pero nos hemos sabido levantar", mencionó aquella ocasión. 

Hace unos días, la secretaría de Hacienda, rehabilitó nueve cuentas bancarias de Márquez. "Acreditamos la licitud de los recursos", informó José Luis Nassar Peters, abogado del futbolista. También, el mexicano fue presentado como presidente deportivo de Atlas, el club donde debutó a los 17 años, en el que aspira influir en la búsqueda de nuevos talentos. "Sería muy fácil irme de comentarista a criticar o señalar, pero estoy trabajando de nuevo por el fútbol, tratando de que el fútbol mexicano sea mejor, empezando con Atlas", lanzó. 

A Márquez le queda resolver su situación con el Departamento del Tesoro de EE. UU. De acuerdo con la OFAC, el organismo puede eliminar cualquier nombre de la lista si ya no incurren en las prácticas por las que fueron añadidos. El exjugador deberá enviar una carta para excluir sus datos de la web estadounidense. "Esperemos en seis, ocho meses estar fuera completamente de todo esto", apunta el ya no tan afligido káiser mexicano. 

Fuente: 
EL PAÍS

Se el primero en comentar