Deportes
18/04/2017

Profeco revisa daño colateral tras el regreso de Chivas a Televisa

La dependencia no ha recibido quejas de usuarios pero espera quejas de los clientes en caso de que exista alguna violación al criterio de exclusividad que ofreció inicialmente, tras el regreso del Club Guadalajara a Televisa.

Tras el anuncio del regreso del ‘rebaño sagrado’ a Televisa, que implica la emisión de partidos en TV restringida, la Profeco ya evalúa si los términos y condiciones de Chivas TV, Cinépolis o Claro Video, plataformas a través de las cuales se ven los partidos del equipo de futbol, tienen alguna cláusula de exclusividad que afecte a los usuarios.


Carlos Ponce Beltrán, subprocurador de telecomunicaciones de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), reveló que analizan si los contratos de estas plataformas privilegian la exclusividad.

“Vamos a esperar alguna reclamación, si fuera el caso, para ver si podemos aplicar algún criterio de exclusividad en caso de que se haya violado”, indicó.

Aunque la dependencia no ha recibido quejas por parte de los usuarios ante fallas del servicio de Chivas TV desde febrero de 2017, a menos de un año de haberse lanzado la plataforma, el servicio ya acumula una multa de 5.7 millones de pesos que sigue pendiente.

Chivas TV impugnó esta multa ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa. Ante ello, la sala regional de Guadalajara está a la espera de que se resuelva a favor de la Profeco, confirmando la sanción impuesta. 

Para Ramiro Tovar, experto en temas del sector, mantener la plataforma va a resultar rentable más allá de la transmisión de los partidos en TV abierta, que aunque resulta una ventaja para el usuario al tener varias opciones para ver los juegos, también es una desventaja si compraron el servicio para tener contenido exclusivo. 

The Competitive Intelligence Unit (CIU) estima que los principales retos a los que se enfrentó Chivas fueron factores como el nivel adquisitivo de los mexicanos, así como los altos precios en el servicio, el limitado acceso a banda ancha y las fallas en la transmisión.

Fuente: 
EL FINANCIERO

Se el primero en comentar