Deportes
05/10/2017

México quiere atar una de sus mejores eliminatorias para el Mundial

El Tri juega sus últimos dos partidos de la eliminatoria contra Trinidad y Tobago y Honduras

Juan Carlos Osorio ha pulido a México en las eliminatorias para el Mundial. El seleccionador cumplió con la obligación de ganar su boleto a la Copa del Mundo, ahora busca saldar una de las mejores clasificatorias en la historia del tri. En ocho partidos no ha perdido. Este viernes (20.30) recibe a Trinidad y Tobago en la infrecuente sede de San Luis Potosí.
En los últimos dos ciclos mundialistas, la selección mexicana la pasó mal. Para asistir a Sudáfrica transitaron como entrenadores Hugo Sánchez, Sven-Göra Eriksson y Javier Aguirre. Para Brasil fueron José Manuel de la Torre, Víctor Manuel Vucetich y Miguel Herrera. Para ir a Rusia solo se ha necesitado de Osorio.
La gestión de Osorio se compara con la de Ricardo La Volpe, del 2002 al 2006. Durante la clasificación para el Mundial de Alemania, perdieron un juego frente a Trinidad y Tobago. Fue el 12 de octubre de 2005 y lo perdieron 2-1. De los futbolistas que jugaron, solo se mantiene el portero Jesús Corona.
La primera fase de la clasificatoria, México la solventó con paso firme al liderar su grupo con cinco victorias y un empate frente a Honduras, Canadá y El Salvador. Allí fue donde el entrenador empezó a vislumbrar a la base de jugadores que permanecen en su equipo. En la ronda definitiva, México se mantiene al frente de la clasificación con cinco victorias y tres empates. En total acumula 24 goles a favor y 4 en contra. La victoria que condicionó el papel de Juan Carlos Osorio fue el 1-2 contra Estados Unidos en Columbus, Ohio, un triunfo desconocido desde 1972.
La adaptación de Osorio fue moldeada por los consejos de Rafael Márquez, hoy fuera del fútbol tras estar bajo investigación por un presunto vínculo con una red del narcotráfico. Han sido Jesús Tecatito Corona e Hirving Lozano quienes hicieron de su astucia con el balón la mejor manera para sacudir la desidia de sus compañeros.
Al tri de Osorio le persiguen los fracasos en la Copa América y la Copa Oro. En la Confederaciones dieron un buen juego pese a dejar ir el tercer puesto frente a Portugal. En las eliminatorias para el Mundial, el principal interés de los federativos, ha sido cumplido Eso ha permitido que en noviembre tengan en el itinerario dos partidos en Europa: contra Bélgica y Polonia.
El partido contra Trinidad y Tobago será en el estadio Alfonso Lastras con una capacidad para 25.111 aficionados. El recinto pertenece a la franquicia del Atlético de Madrid, el Atlético San Luis. El equipo mexicano ha jugado allí en dos ocasiones. En 2005 y, la última vez, en 2007 con Hugo Sánchez como seleccionador. La decisión de jugar ahí dejó descartados a plazas ávidas de fútbol como el estadio BBVA Bancomer de Monterrey, con capacidad para 52.237 hinchas, el estadio Universitario de 41.886 o el de Chivas para 45.364 asistentes. Se eligió San Luis Potosí “porque es una ciudad pujante, nos quieren llevar para allá”, comentó Guillermo Cantú, secretario general de la Federación mexicana de fútbol.
Los jugadores a punto
Andrés Guardado, el capitán, ha enganchado en el Betis de Quique Setién. El mediocampista es el líder de asistencias en toda Europa con seis. Ha sido medular en el conjunto verdiblanco, sexto en la Liga. Hirving Lozano ha ido, partido a partido, pegando el estirón con el PSV Eindhoven, líder en la Eredivisie. Lozano es líder de goleo con seis goles. En la liga local, Elías Hernández se ha comido la liga al llevar al Club León de los últimos puestos al cuarto sitio de la tabla. En 10 juegos ha marcado tres goles y ha asistido a gol en seis ocasiones. Es uno de los candidatos para quedarse con la banda derecha y hacerle competencia a un Carlos Vela a la baja.
La disputa por el centro delantero estará entre Javier Chicharito Hernández con sus tres goles y la titularidad en el West Ham. Raúl Jiménez ha sido intermitente en el Benfica y no ha podido celebrar goles a gusto. El tercer candidato es el eterno Oribe Peralta, con 33 años, quien ha sido la lanza del ataque del América.

 

Fuente: 
EL PAIS

Se el primero en comentar