Cultura
20/01/2018

Material Art Fair; crece feria emergente

CIUDAD DE MÉXICO.- Si bien la feria de arte Material nació para atender galerías emergentes y proyectos independientes, en su lista de expositores para la quinta edición hay galeristas de mayor experiencia, incluso quienes han participado en encuentros internacionales como Art Basel Miami. Son espacios que encuentran en esta feria, señaló el organizador Rodrigo Feliz, un escaparate más accesible en términos económicos.

Así Material, que se realizará del 8 al 11 de febrero, tendrá 74 galerías de 18 países y 33 ciudades. Un crecimiento de 21 expositores en relación al año pasado, refirió Feliz, quien coordina Material junto con Isa Castilla y Brett W. Schultz. Entre los participantes internacionales que llegan por primera vez están Aoyama Meguro, de Tokio; Andréhn-Schiptjenko, de Estocolmo; Callicoon Fine Arts, de Nueva York; Gaudel de Stampa, de París; Gianni Manhattan, de Viena, y Supportico Lopez, de Berlín.

De las galerías de la Ciudad de México que también se presentan por primera vez destacan Arredondo\Arozarena, Galería Agustina Ferreyra, BWSMX, Janet40 y Galería Alterna. Mientras que regresan Labor, joségarcía mx, Marso, Breve, Almanaque, Lodos y Lulu.

“Esta es la edición más grande que tenemos y también con un nivel de expositores de calidad muy alto; al menos diez de estos expositores también han estado presentes en ferias como Art Basel. Lo que estamos logrando en estas dos últimas ediciones, y sobre todo en ésta, es que estamos hablando de las galerías de talla internacional, y a la vez seguimos reforzando relación con estos espacios de proyectos u organizaciones dirigidas por artistas no tan comerciales”, apuntó Feliz.

La apuesta de los organizadores es atraer más galerías de renombre mundial, sin que ello signifique descuidar a los proyectos independientes que apoyaron el surgimiento de la feria como una alternativa a la ya consolidada Zona Maco. En su primera edición, Material se promocionaba como un encuentro de propuestas jóvenes sin visibilidad en el mercado del arte. El perfil de las 40 galerías que participaron en 2013 era emergente; no sólo en el sentido de edad de los artistas sino desde el concepto de obra que desarrollaban.

Un lustro después, esta sección de emergencia se conserva con 25 proyectos independientes de París, Londres, Vancouver, Los Ángeles, Monterrey y la Ciudad de México. Los 50 restantes son galerías con presencia internacional. A decir de Schultz, estos expositores encuentran libertad en Material para presentar artistas más experimentales que, tal vez, en otras ferias no tendrían proyección.

“Ha pasado algo interesante en los últimos cuatro años; en su inicio Material estaba apoyando a una nueva generación de galerías, y con el crecimiento de la feria estos proyectos también están creciendo, entonces tenemos una generación que ya tiene otras necesidades. La feria tiene que responder a estos expositores pero seguimos incubando nuevos espacios”, acotó Schultz, quien fundó la feria en colaboración con Daniela Elbahara, ambos codirectores de la desaparecida galería Yautepec.

Este año el comité de selección lo integraron las galerías Labor (Ciudad de México), Supportico Lopez (Berlín), Andréhn Shiptjenko (Estocolmo) y François Ghebaly (Los Ángeles) a partir de una lista de más de 200 solicitudes. “Para las galerías más establecidas, Material da una oportunidad de hacer una presentación más arriesgada. Si tienen que pagar un stand en una feria mayor que puede costar hasta 100 mil dólares, aquí hablamos de un presupuesto menor y eso significa que las galerías pueden asumir el riesgo de mostrar a un artista experimental a quien quieren dar visibilidad”, acotó Schultz.

Edificio art decó

Entre las novedades para la quinta edición, la feria tendrá nueva sede. Tras ocupar Expo Reforma, se mudan a Frontón México, una arena deportiva construida en 1929 por los arquitectos Teodoro Kinhard y Joaquín Capilla. El edificio fue recién recuperado tras dos décadas de abandono y ahora será sede del arte contemporáneo internacional.

La propuesta de ocupar la antigua cancha es para vincular la oferta artística con la arquitectura de la Ciudad de México en el sentido de recuperar la imagen de la capital después del sismo del 19 de septiembre. Incluso dentro del programa de actividades de la feria se realizará una serie de recorridos guiados por barrios tradicionales y zonas emblemáticas como la Ruta de la Amistad que festeja 50 años.

En términos de diseño interior, se mantendrá la propuesta de tener un “quiosco” al centro para actividades de convivencia social, y alrededor desplegar las galerías en círculo. Un diseño del despacho Studio Katsu para ofrecer el mismo protagonismo a los expositores locales e internacionales, emergentes y de trayectoria. En este mismo escenario se realizarán dos performances de manera continua con la intención de integrar las acciones en la dinámica de la feria.

El programa de performance, curado por Michelangelo Miccolis, se titula Inmaterial Vol. II, y se enfocará en dos obras de larga duración de los artistas Mårten Spångberg y Maria Hassabi. Las dos obras se presentarán en México por primera vez y se realizarán durante toda la feria.

Dentro de las actividades paralelas, la feria también organiza visitas especiales con curadores, directores de museos, críticos y coleccionistas internacionales con el objetivo a priori de mostrar la producción mexicana. Serán recorridos exclusivos con especialistas de Londres, Estados Unidos y Latinoamérica.

“Nos consolidamos en el tema del público, tenemos a grandes coleccionistas que ahora visitan la feria y estamos también trabajando con museos de la Ciudad de México e internacionales para traer a sus directores y curadores y que vean la propuesta importante del arte actual”, refirió Castilla, quien espera rebasar los 15 mil visitantes del año pasado.

Aseguran que no son competencia de Zona Maco, que se realiza en las mismas fechas, ni de propuestas más emergentes como Salón Acme. Sino un complemento en la oferta artística, aunque reconocen acaparar cada vez más la atención de coleccionistas y expositores de renombre.

 

Fuente: 
Excélsior

Se el primero en comentar