CIUDAD DE MÉXICO.- En el texto “Siglo XXI Editores: respuesta al atropello”, una treintena de accionistas de este sello creado en 1965 hizo pública su oposición a la “acción infame” que significa que el editor Jaime Labastida, quien lo dirige desde 1990, venda sus acciones, 58% del total, a Merkcent Consulting and Funding, S.A. de C.V., que “no posee ninguna” experiencia editorial.

La operación, que asciende a 7 millones de dólares, será el botín personal de Labastida, sin consideración alguna por el destino de Siglo XXI”, apuntan.

En el documento, firmado por Elena Poniatowska, Emmanuel Haro, Pablo González Casanova, Iván Restrepo y Manuel Peimbert, entre otros, se invita a los accionistas a que manifiesten su desacuerdo en voz alta el 19 de marzo.

Acusan a Labastida de haberse apoderado de las acciones de Arnaldo Orfila –quien las cedió a sus cercanos en cinco partes de 20% cada una, pero su voluntad no fue respetada porque la carta-testamento que dejó no estaba notariada– y de haber comprado otras “por una bicoca”.

Los accionistas concluyen que harán saber a los compradores que “enfrentarán una oposición abierta y constante”.

JAVIER CERCAS, NUEVA NOVELA

¿Cómo enfrentarse a quienes manejan el poder en las sombras y cómo vengarse de quienes más daño te han hecho? Estas son las preguntas de las que parte la nueva novela del español Javier Cercas, Independencia (Tusquets), que ayer llegó a las librerías.

Una historia absorbente y catártica, un retrato demoledor de la élite político-económica barcelonesa, un furioso alegato contra la tiranía de los dueños del dinero y los amos del mundo”, la definen los editores en un comunicado.

En esta historia regresa el joven policía y lector voraz Melchor Marín, el protagonista de Terra Alta, su novela anterior, Premio Planeta 2019, de quien Cercas confesó que se quedó enamorado, porque, “con todo su dolor, sus contradicciones, su violencia, su furia, es un tipo limpio
de corazón”.

Y vuelve a Barcelona, donde es reclamado para investigar un caso vidrioso: están chantajeando con un video sexual a la alcaldesa de la ciudad. “Cargado con su inflexible sentido de la justicia y su rocosa integridad moral, Melchor debe desmontar una extorsión”, se apunta.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here