Registra primera quincena de enero una inflación de 3.33% Foto: Cuartoscuro

En la primera quincena de enero, los precios aumentaron 0.51% respecto de la quincena anterior, mientras que en términos anuales el incremento fue de 3.33%, informó el INEGI.

El impulso al Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) lo dieron los precios no subyacentes, donde se clasifica los volátiles precios de los alimentos sin procesar y a los combustibles, que mostraron un crecimiento de 1.37% quincenal.

Particularmente, los precios de los energéticos crecieron 2.91% en la primera quincena de enero; específicamente, los precios del gas LP aumentaron 5.33%, los de la gasolina de bajo octanaje 3.26% y los de la gasolina de alto octanaje 2.87% frente a la segunda quincena de diciembre.

Entre los servicios con las mayores alzas está la televisión de paga, con un incremento de 2.53% en la primera mitad de enero, pero el producto que más aumentó su precio en el arranque del año fue la papa y otros tubérculos, con una subida de 9.4%.

En cambio, la inflación subyacente, que excluye a esas dos categorías de productos, registró un alza de 0.24% en la primera quincena de enero; dentro de la inflación subyacente, los precios de las mercancías se incrementaron 0.39% y los de los servicios 0.06%.

Los servicios relacionados con el turismo observaron los mayores descensos de precios en la primera quincena del año, con el transporte aéreo registrando una baja de 20.89%, los servicios turísticos en paquete de 8.68% y los hoteles de 3.36%, en tanto que en alimentos básicos la cebolla registró un decremento de 10.39% y el chayote de 6.89% frente a la quincena previa.

En términos anuales, el comportamiento es inverso, con un aumento de 3.83% de la inflación subyacente, mientras que la no subyacente acumuló un incremento de únicamente 1.84% en comparación con la primera quincena de enero de 2019.

La inflación anual pasó de 3.15% al cierre de 2020 a 3.33% en la primera mitad de enero, aún dentro del rango de variabilidad del banco central, dijo Grupo Financiero Banorte, en tanto que la subyacente fue bastante estable, de 3.80% a 3.83%, y la no subyacente se presionó de 1.18% a 1.84%, aunque se mantiene moderada.

Añadieron los analistas del banco que seguirán monitoreando de cerca el componente no subyacente ante las expectativas de una recuperación económica más fuerte y estímulo fiscal en Estados Unidos, entre otros factores, lo que ha inducido a un repunte del precio del petróleo y otros commodities en las últimas semanas.

“A pesar de esto, vemos una dinámica de precios bastante favorable este año, con el grado de holgura de la economía y un tipo de cambio bastante estable ayudando a limitar presiones en precios, además de otros catalizadores. Por ende, anticipamos la inflación al cierre de este año en 3.7% anual, con la subyacente más baja, en 3.1%”, dijo Banorte.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here