La Arquidiócesis Primada de México dijo este miércoles que Norberto Rivera Carrera, arzobispo emérito, decidió atenderse por COVID-19 en el sector privado.

Esto se da a conocer luego de que Hugo Valdemar, colaborador de Rivera Carrera, informara que el arzobispo emérito fue intubado por complicaciones derivadas del COVID.

“El cardenal Norberto Rivera tomó la decisión de recibir la atención médica en el sector privado”, detalló la Arquidiócesis en un comunicado.

Agregó que, en los casos dentro de la iglesia que necesiten atención médica por COVID, la Vicaría del Clero es la que da apoyo y seguimiento.

Los clérigos que enfermen por el virus SARS-CoV-2 pueden ser canalizados a instituciones de salud del sector público, hospitales COVID o a nosocomios privados que tengan convenio con el Gobierno.

Sin embargo, en caso de optar por otros lugares privados, el costo tendrá que ser cubierto por la persona.

Norberto Rivera está internado desde el sábado 16 de enero debido al COVID-19. Después de ser intubado, tuvo mejoría “bastante buena”, dijo Valdemar en entrevista con Radio Fórmula.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here