BRUSELAS.- Un cuadro colgado en una alcaldía de la capital belga que se creía era una copia, se identificó como un auténtico Jordaens, pintado a principios del siglo XVI por el alumno de Rubens.

El Instituto Real del Patrimonio Artístico (Irpa) de Bélgica informó ayer que, tras un peritaje, la versión de La Sagrada Familia, pertenece al pintor Jacob Jordaens y data de 1617, cuando el autor tenía apenas 25 años.

El Irpa indicó que el increíble descubrimiento se logró gracias a la realización de un inventario de bienes culturales del municipio de Saint-Gilles, en Bruselas, que realizó una investigación de dendrocronología, que permitió datar la pieza de madera utilizada por el pintor y su procedencia.

En el cuadro de tonos rojos, azul y ocre, amarillento por el tiempo y que será restaurado, figura el niño Jesús, rodeado de José, María y la madre de esta, Santa Ana.

Una composición que Jordaens volverá a utilizar en otros tres cuadros conservados en el Museo Metropolitano de Nueva York, en el Museo del Hermitage de San Petersburgo y en el Alte Pinakothek de Múnich.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here