La energía eólica es utilizada principalmente para producir energía eléctrica mediante aerogeneradores. Foto archivo: Cuartoscuro

CIUDAD DE MÉXICO.- Al aclarar que fue manipulado su comentario acerca de que “las energías limpias son un sofisma”, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que en su administración hay apertura a la industria privada en el sector energético, “pero sin abusos”.

En conferencia en Palacio Nacional, el mandatario precisó que su comentario del pasado sábado en su visita en Nava, Coahuila, estaba enfocado en los negocios que se hicieron con las energías limpias y el presunto plan para cerrar a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Te puede interesar: Busca 4T que energía renovable se produzca desde casas y barrios

“Fue una manipulación. Yo lo que sostuve es que para hacer negocio, algunos empresarios, y sobre todo lo extranjeros, optaron por instalar plantas de generación de energía eólica.

“Por las reformas a la ley se les dio preferencia a estas plantas de generación con el argumento de que no contaminan, y sí, no contaminan, y que las de la CFE contaminan, pues sí, hay plantas de la CFE que contaminan porque llevan 30, 40 o 50 años y nos las renovaron porque el propósito era acabar con la CFE”, dijo.

Explicó que ejemplo de los malos negocios con las energías limpias son las inundaciones en Tabasco, debido a la falta de producción permanente de las cuatro hidroeléctricas del Río Grijalba, ya que sólo producen en caso de que la energía a nivel nacional sea baja.

Cuestionó que más de 60 hidroeléctricas están paralizadas o subutilizadas, lo que ha beneficiado a las empresas privadas para vender a precios elevados la energía.

López Obrador indicó que el objetivo de su administración es que se despache a las plantas de la CFE en primer lugar y, después, a las privadas, pero siempre anteponiendo el interés público.

Al respecto, anunció que de ser necesario podría presentar una iniciativa de reforma para reafirmar el principio de que en materia energética será predominante el interés de la nación.​

Que se ponga por delante el interés público, porque las plantas privadas significan lucro, son negocios privados, los que genera la CFE es en beneficio de la población para que no aumente el precio de la luz”, dijo.

Al ser cuestionado acerca de si hay riesgo de fuga de capitales, el presidente rechazó que exista tal escenario, pues consideró que los inversionistas “saben que tienen campos suficientes para invertir, siempre y cuando se respeten las leyes y no haya corrupción”; además, hay reglas claras en la materia.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here