El alemán y belga se perderán el tradicional derbi del Ruhr, partido más importante de la jornada 26, pero disputado a puerta cerrada por primera vez en la historia. El Borussia es actualmente segundo de la clasificación a cuatro puntos del Bayern Múnich.

Según Kicker, Can y Witsel dejaron el centro de entrenamiento donde el equipo está en cuarentena para ir a tratarse las lesiones.

Según el protocolo sanitario de la liga alemana, los equipos deben imponerse una cuarentena colectiva de siete días antes del partido de reanudación este fin de semana, tras más de dos meses de parón.

Los jugadores que dejen la cuarentena no podrán ser alineados el sábado.

El capitán y líder en el ataque, Marco Reus, víctima de un desgarro muscular a principios de febrero, tampoco se encuentra en condiciones de jugar.

Reus se entrena individualmente y tratará de estar recuperado a finales de mes.

Otro ausente para este partido de reanudación: el defensa francés Dan-Axel Zagadou, lesionado (ligamento de la rodilla).

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here