El príncipe Enrique y su esposa, Meghan Markle, el pasado octubre en Londres.TOBY MELVILLE

Meghan Markle y el príncipe Enrique han cortado relaciones con cuatro importantes tabloides del Reino Unido en una carta sin precedentes. Los duques que se mudaron a Los Ángeles con su hijo Archie en marzo, dicen que están en total desacuerdo con el “estilo de presentación de las noticias” de The Sun, The Daily Mail, The Mirror y The Express, que según ellos “destrozaron la vida de muchas personas”. Su nueva política de medios significa que no responderán a ninguna consulta de estos cuatro medios. La pareja dice que esta no es una “política general para todos los medios”. La carta llega en vísperas de la primera audiencia de la demanda de Meghan contra Associated Newspapers, editora del Mail on Sunday que se celebrará esta semana en los tribunales del Reino Unido esta semana.

La duquesa de Sussex demandó al Mail on Sunday por publicar extractos de una carta “privada y confidencial” enviada a su padre en agosto de 2018, tres meses después de su boda con el príncipe Enrique. ”Es gravemente preocupante que una parte influyente de los medios de comunicación, durante muchos años, haya tratado de aislarse de asumir la responsabilidad de lo que dicen o imprimen, incluso cuando saben que es distorsionado, falso o invasivo más allá de lo razonable”, dice la pareja en la carta hecha pública en las últimas horas. “Cuando el poder se disfruta sin responsabilidad, la confianza que todos depositamos en esta industria tan necesaria se degrada”. Y añaden: “El duque y la duquesa de Sussex han visto a personas que conocen, así como a extraños, ver sus vidas completamente rotas sin ninguna buena razón, aparte del hecho de que los chismes aumentan los ingresos por publicidad.”

Meghan y Enrique afirman que su nueva política de medios “no trata de evitar las críticas”. ”No se trata de impedir una conversación pública o censurar noticias precisas. Los medios tienen todo el derecho de informar pero no pueden basarse en mentiras”. Por lo que esta decisión no afecta a otros medios de comunicación, escriben.

Poco después de anunciar su decisión de renunciar como miembros principales de la familia real en enero, los duques de Sussex ya dejaron ver su decisión de adoptar cambios en este sentido .”El duque y la duquesa han optado por revisar su política de medios para reflejar tanto su próximo cambio como miembros de la Familia Real con independencia financiera, como su deseo de remodelar y ampliar el acceso a su trabajo”, dijeron en ese momento. Cortar con estos cuatro medios de comunicación parece ser la primera medida.

Los hijos de Diana de Gales siempre se han mostrado muy críticos con los tabloides británicos. En una entrevista concedida con motivo del 20º aniversario de la muerte de su madre, señalaron a los paparazis como responsables de la muerte de su madre y de la presión con que esta vivió una buena parte de su vida.

Enrique prosiguió con estas críticas tras el anuncio de su compromiso con Meghan Markle. A su juicio, la duquesa ha sido víctima de este sector de la prensa por eso y en un hecho sin precedentes Markle ha iniciado un proceso legal contra el medio que difundió una carta privada enviada a su padre. También algunos amigos de la pareja como el actor George Clooney denunció el acoso del que Markle estaba siendo objeto durante su embarazo e hizo una llamada a la calma.

El anuncio de los duques de Sussex se produce horas antes de que Markle ofrezca su primera entrevista en la televisión de EE UU relacionada con su nuevo trabajo como actriz.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here