CIUDAD DE MÉXICO.- La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, reconoció que el confinamiento derivado de la contingencia sanitaria por el Covid-19 ha provocado un aumento de hasta el 60 por ciento en el caso de violencia intrafamiliar y la discriminación de quienes contraen la enfermedad y en el peor de los casos, de quienes la atienden, como es el personal médico.

En conferencia de prensa virtual, la funcionaria hizo un llamado a evitar la estigmatización al sector salud y a quienes se contagian.

Hemos tenido casos como el de la enfermera que se le agredió, inclusive con cloro, ha habido eventos en donde están teniendo problemas para llegar a su centro de trabajo ya que ni los taxistas, ni los Uber están queriendo transportarlos precisamente por el tema del contagio”, señaló.

En el caso de la violencia intrafamiliar informó que de acuerdo con el reporte del número de emergencia 911 las llamadas sobre el tema aumentaron en un 25 por ciento, sin embargo, los refugios contra la violencia refieren un aumento superior al 60 por ciento.

Sí hemos tenido un aumento en la violencia familiar y la misión del gobierno es que debemos tener especial cuidado con las niñas, con los niños, con los adultos mayores y las mujeres que integran las familias”, señaló.

La secretaria Sánchez Cordero admitió también un incremento en los casos de depresión familiar por el auto confinamiento.

Informó que para atender todos estos casos, el Instituto Nacional de Desarrollo Social implementa un programa de atención a las personas que reportan una situación así.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here