Durango, Dgo.- Durante enero y febrero se registraron alrededor de 110 quejas por conflictos vecinales; sin embargo, desde el 21 de marzo pasado, disminuyeron y se concentraron en la violencia intrafamiliar, con 12 casos, ante el resguardo necesario por el COVID-19.

Lo anterior fue informado por el titular del Juzgado Cívico, Mario Pozo Riestra, quien agregó que La gente, en función de lo que se está viviendo con la contingencia, se está concentrando más en lo que es importante para ellos, como roses personales con algunos vecinos o peleas entre menores de edad.

En esos momentos no se tenía el protocolo que emitió la Secretaría de Gobernación para actuar como ahora se hace y se canalizaban los casos de violencia intrafamiliar al Centro de Justicia para la Mujer y la Fiscalía, por ser un delito establecido en el Código Penal, precisó.

En ese sentido, el funcionario municipal puso a disposición los números de teléfono 618 2758026 y 618 301 01 95, para atender las quejas por conflictos vecinales o familiar, con un horario de las 8:00 a las 23:00 horas.

En cuanto a quejas por conflictos vecinales, resaltó que el pasado fin de semana registraron cinco, la mayoría desde medios de comunicación, otras por redes sociales y WhatsApp. Para ello, se cuenta con una unidad especializada que acude con acta administrativa, de ser necesaria.

Por otra parte, Pozo Riestra también destacó que han recibido 40 reportes por perros abandonados, ante la falsa creencia entre la gente de que estos animales son transportadores del COVID-19. Alrededor de 12 perros abandonados se han trasladado al CAAN.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here