Antonio Banderas, en Barcelona hace unas semanas.DAVID ZORRAKINO

Antonio Banderas, el actor español más internacional, pasa el estado de alarma en Málaga y solo, ya que a su pareja Nicole Kimpel le pilló la noticia en Ginebra (Suiza), donde se encuentra acompañada de su hermana Barbara y de su padre. Banderas estaba inicialmente en Madrid, donde llevaba tres semanas rodando con Penélope Cruz, pero le dio tiempo a marcharse a su ciudad natal, donde posee un ático en el centro. Desde allí habló con Pablo Motos en El Hormiguero y dio su opinión sobre esta pandemia.

“Es importante tener paciencia y no perder la calma”, dijo. “Parece que el Estado y la Unión Europea van a dar ayudas a las empresas y los trabajadores. Estamos en una situación tan extraña e impredecible… Hace unas semanas esto no existía y ahora estamos en un pantano del que no sabemos cómo se sale”. Banderas además de actor es empresario y sobre esta faceta se pronunció: “Yo creo que voy a ser capaz de aguantar el embate que se me viene encima, pero ya se está hablando de otra prórroga del estado de alarma y eso significará que no vamos a poder abrir el teatro de forma inmediata. Esto va a tener un proceso que va a ser doloroso. Tenemos que armarnos psicológicamente para lo que se nos va a venir encima, porque creo que va a ser fuerte”.

Pero sus palabras más sentidas fueron dirigidas al personal sanitario que trabaja contra el coronavirus. “De esta crisis salen dos cosas claras : que somos muy vulnerables, que un monstruo invisible zarandea el mundo entero, y la necesidad que tenemos los unos de los otros”, explicó. “Me emociona ver el trabajo de los profesionales, sobre todo de los sanitarios, se me saltan las lágrimas cada vez que veo que está trabajando de verdad contra la pared. No entiendo esa falta de equipos y esa falta de previsión, y no quiero entrar en política, pero es muy injusto que estén trabajando en esas condiciones. También las fuerzas de seguridad del Estado, los agricultores, los transportistas… Hay una serie de colectivos que están trabajando estos días y que me emocionan. Eso nos une, algún poso quedará en positivo de esto”.

En este tiempo de aislamiento, Banderas ha aprovechado para dedicarse a las labores del hogar: “He fregado la cocina, he puesto lavadoras y he hecho comidas, que no se me da mal, sobre todo el arroz. Estoy como un auténtico Robinson Crusoe”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here