En los centros comerciales de San Diego, California, los consumidores han realizado compras desesperadas ante las alertas por el Covid-19. En un estante vacío se advierte que la venta máxima permitida por cliente es de tres paquetes de papel de baño y de toallas de papel.Foto La Jornada Baja California

En 15 días iniciaría en México
Suspensiones y cancelaciones
Hacienda advierte impacto

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador consideró ayer, por la vía de su vocero en materia de coronavirus, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, que el país podría ingresar al escenario de la dispersión comunitaria en los próximos 15 días, es decir, a finales del mes en curso.

El subsecretario mencionado reiteró los porcentajes estimados de afectación, que consideran que sólo cinco por ciento de los infectados tendrían un cuadro grave, con necesidad de hospitalización y mayor riesgo de complicaciones y muerte. El funcionario insistió en que en este grupo estarían sectores como los adultos mayores, niños menores de cinco años, mujeres embarazadas y quienes viven con enfermedades crónicas como diabetes, del corazón y pulmonares (nota de Ángeles Cruz y Fabiola Martínez https://bit.ly/3aRZNYB).

Por la noche, en la conferencia de prensa dedicada diariamente al tema, otros funcionarios de la Secretaría de Salud informaron que ya son 16 los casos de Covid-19. A lo largo del día se sostuvo la postura de la administración pública mexicana en el sentido de no generar información alarmante. Incluso se llegó a señalar que nuestro país no está considerando cancelar vuelos internacionales o cerrar puntos fronterizos o marítimos. Tampoco se consideró, durante este jueves, la posibilidad inmediata de prohibir reuniones masivas (por ejemplo, el festival Vive Latino que está organizado para realizarse este fin de semana).

La postura de la administración obradorista contrasta con las medidas y declaraciones hechas en otros países donde se ha llegado al extremo de cerrar su espacio y aeropuertos a viajeros de Europa. Hay, además, una impactante lista de actividades multitudinarias que se han pospuesto o cancelado. En México mismo, se ha pasado para meses venideros el tianguis turístico que en esta ocasión se realizaría en Mérida; el Tec de Monterrey anunció la suspensión de clases presenciales y la continuidad de estudios en modo virtual; la Universidad Nacional Autónoma de México también está considerando la posibilidad de reducir la exposición de su comunidad a los riesgos del multimencionado coronavirus.

Y varias individualidades de poder político o mediático han anunciado el contagio que han sufrido ellos o personas de su entorno cercano. Llaman la atención los problemas reportados en la élite política mundial, en Brasil, España, Italia, Reino Unido, Francia, Canadá e Irán. El propio Donald Trump está en una línea de riesgo luego que Fabio Wajngarten, vocero del presidente de Brasil, dio positivo en una primera prueba. Dicho vocero estuvo el sábado anterior en una reunión con el presidente de Estados Unidos. Dicho mandatario sudamericano, Jair Bolsonaro, apareció ayer con una mascarilla ante periodistas, aunque aún no se sabía anoche el resultado del examen que hubo de practicarse.

Por otra parte, ayer se mencionó que en la conferencia mañanera de prensa del presidente López Obrador se darán a conocer medidas más avanzadas de su gobierno en esta materia. El propio mandatario federal ha mantenido su ritmo de exposición al público, tanto en viajes aéreos en líneas comerciales como en actos oficiales.

Es rápida la velocidad de los acontecimientos negativos relacionados con el coronavirus. El impacto en el terreno económico es muy fuerte y los países menos consolidados en esta materia parecen condenados a sufrir las peores consecuencias. El Banco de México, por ejemplo, hubo de saltar ayer con 2 mil millones de dólares a subastar para así intentar el freno de la devaluación del peso. El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, reunido en Acapulco con banqueros advirtió que aún en el mejor de los escenarios el mencionado virus habrá de impactar a la economía nacional. Ya veremos lo que hoy, en tiempos y circunstancias complicadas, anuncia el presidente de México. ¡Hasta el próximo lunes!

Twitter: @julioastillero

Facebook: Julio Astillero

juliohdz@jornada.com.mx

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here