Angelina Jolie con sus hijos Vivienne, Zahara, Shiloh —ahora llamado John— y Knox Jolie-Pitt en el estreno de 'Maléfica II' en Londres en octubre de 2019.IAN WEST / PA WIRE/PA IMAGES / CORDON PRESS

Angelina Jolie ha escrito un críptico artículo de opinión en la revista Time en el que desvela que dos de sus hijas han tenido que ser operadas de distintas dolencias —sin dar sus nombres ni los motivos de dichas operaciones—, desvelando así detalles de su siempre cerrada intimidad. En el mismo texto, la actriz aprovecha para hablar de la sororidad femenina y de la importancia de dar valor a la niñas. Como ella misma cuenta, redactó el ensayo desde un hospital el pasado domingo, 8 de marzo, y lo hizo con motivo del Día de la Mujer. Ese ha sido el motivo por el que ha decidido lanzar al mundo estas 400 palabras en las que habla de la importancia de cuidar a las niñas y de protegerlas. Jolie ha explicado que cuenta con el consentimiento de las pequeñas para lanzar este texto.

“Llevo los dos últimos meses entrando y saliendo de quirófano con mi hija mayor”, arranca su escrito la protagonista de Maléfica, que no ha dado los nombres de las dos pequeñas, pero que por su texto se referiría a Zahara, que en enero cumplió 15 años y a la que ella adoptó en julio de 2005 en Etiopía. “Y hace pocos días he visto a su hermana pequeña pasar por el bisturí a causa de una cirugía de cadera”, continúa, en lo que parece una referencia a su hija Vivienne, de 11 años. “Ellas saben que estoy escribiendo esto porque respeto su privacidad y hemos discutido sobre ello, y ellas me han animado a escribirlo. Comprenden que pasar por desafíos médicos y luchar por la supervivencia y la curación es algo de lo que estar orgulloso”, relata.

Angelina Jolie tiene seis hijos: Maddox, un joven de 18 años que estudia en la universidad en Corea; la propia Zahara, de 15, adoptada en Etiopía meses después de nacer; Pax, de 16 años y que adoptó en Vietnam cuando el pequeño tenía cuatro; Shiloh, de 13 años, su primera hija biológica y que ahora es un niño que se hace llamar John; y los mellizos Knox y Vivienne, niño y niña nacidos en Francia en julio de 2008.

En su texto, la intérprete pone en valor la relación entre las dos hermanas, lo que le da pie a hablar tanto de su intimidad familiar como de la importancia de la relación entre las niñas y las mujeres. “He visto a mis hijas cuidarse la una a la otra. Mi hija pequeña aprendió todo acerca de las enfermeras con su hermana, y la siguiente vez quiso estar presente”, explica, hablando, supuestamente, sobre las operaciones de las niñas y la valentía de las pequeñas para comprenderlas y asumirlas. “Vi cómo mis chicas pararon todo [en sus vidas] rápidamente y priorizaron la una a la otra rápidamente, y noté la alegría que se siente al estar al servicio de la gente a la que amas”, relata. “También vi sus caras de miedo y su absoluta valentía”, escribe.

Además de las niñas, Jolie asegura que sus hermanos varones “siempre estuvieron allí para ellas, muy dulces, dándoles todo su apoyo”. Pero al escribirlo el 8M, Jolie afirma estar enfocándose en las niñas y en todo lo que ha ido aprendiendo a lo largo de los años “de ellas y de otras chicas de todo el mundo”. “Cuando mis hijas se cuidaban la una a la otra, alguien me dijo que esa actitud era ‘algo natural entre niñas’. Sonreí, pero pensé en cómo a menudo se abusa de ese concepto de que la niña tiene que cuidar al otro. Cuando crecen, se espera que las mujeres aporten, cuiden, se sacrifiquen. A menudo se condiciona a las niñas a pensar que solo son buenas cuando sirven a otros, y malas y egoístas si se enfocan en sus propias necesidades o en sus deseos”. Por ello la actriz estadounidense, de 44 años, afirma que a menudo se abusa de ese “instinto de protección y ayuda de las niñas pequeñas”. “Tenemos que hacer más para protegerlas, en todas las sociedades, no solo cuando sus derechos fundamentales son violados, sino cuando hay injusticias más sutiles que a menudo se excusan o pasan inadvertidas”, escribe.

Por ello, Jolie lanza una última petición en ese día 8 de marzo: “Que valoremos a las niñas. Que las cuidemos”. “Y sabemos que, cuando más fuertes crezcan, más sanas serán, y más podrán devolver a su familia y su comunidad”.

La operación a la que se sometieron las niñas fue el motivo por el que Brad Pitt, su padre y exmarido de la intérprete, no estuvo en la entrega de los premios Bafta. En aquel momento su ausencia se atribuyó a temas personales sin concretar nada más.

Tras su divorcio de Brad Pitt, la actriz ha estado mucho tiempo peleándose en los tribunales por la custodia de sus hijos. Las dificultades de su separación han sido tales que en junio de 2018 un juez californiano le exigió a que debía permitir que sus hijos establecieran “una relación sana y fuerte” con su padre. Meses después, ella le demandaba ante los tribunales para exigir que Pitt pagara “el 50% de los gastos de los niños”, así como una compensación retroactiva. Entonces el actor aseguró que había pagado más de 1,1 millones de euros en “recibos y facturas para el bienestar de Jolie y los niños”. En diciembre de ese mismo año consiguieron un acuerdo para la custodia de los pequeños y el intérprete, reciente ganador de un Oscar, pasa tiempo con ellos a quienes precisamente les ha dedicado el premio de la Academia de Cine.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here