Autoridades policiales en la habitación de Ronaldinho, a la izquierda en Lambaré, Paraguay.CESIÓN DE LA FISCALÍA DE PARAGUAY / EFE

El exfutbolista Ronaldinho Gaúcho y su hermano Roberto permanecerán bajo custodia policial en un lujoso hotel de las afueras de Asunción, Paraguay, hasta que este jueves sean conducidos a declarar ante la Fiscalía, que decidirá si se procede a la detención de ambos por ingresar supuestamente en Paraguay con pasaportes falsos. La Policía Nacional arrestó además a un ciudadano brasileño que se encontraba con los dos hermanos en el Hotel Resort Yacht y Golf Club Paraguayo, en la ciudad de Lambaré, según informó la Fiscalía. La fuente añadió que en la habitación donde se alojan los dos hermanos se incautaron dos pasaportes paraguayos a nombre de Ronaldo de Assis Moreira y de Roberto de Assis Moreira.

La Policía Nacional emitió una orden de arresto a Ronaldinho tras recibir información de las autoridades de migración de que habría entrado en el aeropuerto internacional de Asunción con documentos adulterados. Tras ellos se produjo el registro por parte de agentes fiscales y de la Policía Nacional de la habitación del hotel. De acuerdo con la Fiscalía, los dos hermanos declararon que fueron a Asunción invitados por Nelson Belotti, dueño del casino Il Palazzo. También mencionaron que el exfutbolista tenía previsto presentar este jueves en Asunción el programa de asistencia médica gratuita “Móvil de salud de las niñas y niños”, una atención ambulante móvil para menores de Paraguay. En ese evento Ronaldinho iba también a presentar su libro Genio de la vida. Decenas de personas fueron a recibir a Ronaldinho al aeropuerto de Asunción, tras pasar con normalidad los controles aduaneros. Después fue galardonado con el título de Visitante Ilustre de Asunción en una ceremonia en la Municipalidad.

Las autoridades brasileñas le retiraron el pasaporte debido a problemas con la Justicia. Ronaldinho y su hermano Roberto fueron condenados a pagar varias multas que ascienden a casi 10 millones de reales (algo más de 2,2 millones de euros) por construcciones irregulares en áreas de preservación ambiental a orillas del lago Guaíba, en la ciudad de Porto Alegre. Ronaldinho y su hermano fueron condenados en 2015. Tras varios intentos de que pagaran las multas, el Tribunal de Justicia de Río Grande do Sul determinó la confiscación de los pasaportes a finales de 2018, pero los hermanos hicieron caso omiso a los requerimientos. Al rechazar un habeas corpus para revisar la pena, la Fiscalía federal señaló que los acusados ridiculizaban a la Justicia y a la sociedad. Poco más de un mes después de la orden judicial, en diciembre de 2018, entregaron los pasaportes y, desde entonces, Ronaldinho dejó de cumplir su intensa agenda de compromisos comerciales en el extranjero.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here