Ciudad de México. Las mujeres de Chile hicieron historia al lograr que el próximo Congreso constituyente, que elaborará una nueva Carta Magna para aquel país, sea integrado por mitad de mujeres y hombres.

Este miércoles 4 de marzo, la Cámara de Diputados y el Senado chileno aprobaron la iniciativa para reconocer la paridad de género en el proceso constituyente, lo que a decir de defensoras marca un hito en la historia de la participación política del país, desde la obtención del sufragio femenino en 1949.

El próximo 26 de abril el país andino celebrará un referéndum para que la ciudadanía vote si quiere renovar la actual Constitución, redactada en 1980, durante la dictadura del general Augusto Pinochet, y si decide que se elabore una nueva Carta Magna.

En este proceso es necesario integrar un Congreso constituyente, por esta razón, el miércoles por la mañana la Cámara de Diputados analizó la propuesta de considerar la paridad en la formación del nuevo órgano. Con una votación de 98 a favor, 52 abstenciones y 3 en contra, el documento fue aprobado y pasó al Senado.

En la segunda instancia, durante la tarde, la propuesta fue avalada con 28 votos a favor, 6 en contra y 4 abstenciones, por lo que se aprobó el proyecto que había sido presentado por la Comisión Mixta.

La comunidad virtual con perspectiva de género “La Ciudad de las Diosas”, en Chile, manifestó que este logro responde a una alianza que no distinguió colores de partidos políticos, sino a la conciencia de que sin mujeres no hay democracia. Además, cabe decir que el proyecto de nueva Constitución es una propuesta que surgió el año pasado durante las marchas y manifestaciones en aquel país en busca de garantizar derechos a las personas.

El documento aprobado dice que para integrar este Congreso constituyente, se hará un proceso de selección en donde 50 por ciento de las candidaturas sea de mujeres, quienes encabezarán todas las listas de postulaciones, las cuales deberán estar intercaladas con hombres.

En caso de que en la integración no resulte la paridad, se permitirá realizar una corrección en los escaños finales, donde “la persona con menor cantidad de votos del sexo que sea parte del sexo sobre representado en un distrito sea reemplazado por otra persona del mismo partido, pero que haya tenido la mayor cantidad de votos del otro sexo”.

Y si en el próximo plebiscito del 26 de abril se aprueba la opción de redactar “una nueva Constitución”, el órgano constituyente se convertirá en el primero del mundo, en garantizar una conformación equitativa, es decir, se considerará un 50 por ciento de hombres y un 50 por ciento de mujeres, para la redacción de la Carta Magna.

Cabe recordar que en 2016 la Ciudad de México también se integró un Congreso constituyente para elaborar la Constitución Política de la capital del país. En ese entonces el organismo estuvo conformado por mitad de mujeres y de hombres.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here