El Inter de Milán tuvo que jugar a puerta cerrada en la Europa League. (AP)

ROMA.- Los aficionados del Milán no podrán acudir al Estadio Allianz de Turín para presenciar el duelo por las semifinales de la Copa de Italia entre su equipo y la Juventus el miércoles, una de las medidas de precaución impuestas por las autoridades italianas ante el brote del nuevo coronavirus.

El juego de vuelta de las semifinales quedó descartado para los habitantes de las regiones de Lombardía, a la que pertenece Milán, Emilia Romagna y Véneto, y también para quienes viven en las provincias de Pesaro, Urbino y Savona, las zonas más afectadas por el COVID-19.

La Juventus hizo el anuncio el lunes, en el que exhortó a los aficionados presentarse temprano al estadio a fin de que el proceso de revisión de las credenciales de identificación no les tome mucho tiempo. El juego de ida celebrado en San Siro terminó empatado 1-1.

Ninguna prohibición de ese tipo ha sido impuesta para la otra semifinal, un choque entre Napoli y el Inter en el estadio San Paolo, en el sur de Italia.

Un total de 10 encuentros de la Serie A han sido pospuestos en los últimos dos fines de semana debido al nuevo virus.

Además, el partido de vuelta correspondiente a los dieciseisavos de final de la Europa League entre Inter de Milán y Ludogores, se celebró el pasado jueves a puerta cerrada en el estadio Giuseppe Meazza.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here