AL RECORTARNOS RECURSOS, NOS DIERON PALO . Al recibir el reclamo de diputadas por la pobre infraestructura para investigar los feminicidios, el titular de la Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, contestó: ustedes nos quitaron el presupuesto, nos redujeron más que a ninguna entidad. Ahí sí somos víctimas.Foto José Antonio López

Puerta abierta a priístas
Manlio Fabio, Fayad, ¿Moreira?
Slim, heraldo provechoso

Sostenida por alfileres que sugieren las más disímbolas hechuras (¿Palacio Nacional juega, por lo pronto, a dos cartas?), Yeidckol Polevnsky ha confirmado abiertamente el proceso de empriización del partido que preside y que hoy ejerce el poder no sólo en el Ejecutivo federal (se habla de empriización a remedo de la empanización de la que suele hablarse para atribuir a algo una carga fuerte relacionada con el PAN, el Partido Acción Nacional).

No debería causar mayor sorpresa lo dicho ayer por la citada dirigente partidista, pues resulta de absoluta congruencia con la conducta desarrollada durante la elección definitoria de 2018 y en los procesos electorales subsecuentes: Polevnsky ha sido un eficaz puente para la incorporación de personajes de historiales distantes o abiertamente adversos a los postulados programáticos de Morena, siempre dispuesta al pragmatismo extremo, particularmente si los políticos a reivindicar (priístas y perredistas, sobre todo) estuviesen dispuestos a sufragar sus gastos de campaña y a hacer crecer electoralmente al partido obradorista en sus respectivas áreas de influencia caciquil o corrupta. La pregunta de fondo siempre ha consistido en saber si esas acciones extremas han constituido decisiones individuales de Yeidckol o son simples ejecutorias de decisiones superiores muy prácticas.

El pie en el acelerador para dejar claro que Morena es un receptáculo privilegiado para priístas fue puesto este lunes por la multicitada Polevnsky al avalar la renuncia de Clara Luz Flores Carrales al Partido Revolucionario Institucional, que así busca encartarse como aspirante a un cargo de elección popular por Morena, tal vez la gubernatura de Nuevo León. Clara Luz y su compañero de andanzas políticas durante décadas, además de esposo, Abel Guerra, un priísta de pleno corte dinosáurico, ofrecen a Morena la posibilidad de ganar el gobierno ejercido actualmente por Jaime Rodríguez Calderón, alias El Bronco, otro priísta simulador de democracia y cambios.

Con dicho caso neoleonés como contexto, y la reacción crítica de quienes apoyan a Tatiana Clouthier para ser la candidata de Morena a ese gobierno, Polevnsky planteó ayer que en Hidalgo y en Coahuila, que junto con el estado de México son una especie de museo político donde todavía domina el PRI, el partido andresino tendrá las puertas abiertas a políticos de otros partidos, siempre y cuando comulguen con los principios morenistas.

Ese reconocimiento público de una fase del proceso denominado PRI-Mor tuvo dedicatorias en Hidalgo, donde Polevnsky retomó su ya expresada querencia hacia el grupo encabezado por Manlio Fabio Beltrones: Canek Vázquez, quien fue secretario particular y secretario adjunto de la presidencia del PRI cuando lo presidió el sonorense, podría ser candidato de Morena a la presidencia municipal de Pachuca, al igual que en Mineral de la Reforma lo podría ser Israel Soto Félix, un ex secretario particular del actual gobernador priísta, Omar Fayad, especializado en hacer caravanas al actual Presidente de la República. Faltaría saber si en Coahuila la estratega Polevnsky unirá fuerzas a alguno de los Moreira, Humberto o Rubén, peleados entre ellos, pero practicantes de similares políticas.

Lo que está reconociendo Yeidckol con estas maniobras es la vigencia y fuerza del proceso que permitió una transición electoral tersa ( mapachismo suprimido a última hora), protección u olvido judicial respecto al peñismo en general (sólo Rosario Robles en la cárcel, por razones políticas añejas, además de las evidencias delictivas a su paso por el gabinete enriquista), acompasamiento de gobernadores del tricolor a las políticas obradoristas y el significativo apocamiento del líder nacional tricolor, Alejandro Moreno.

Y, mientras Alfonso Ramírez Cuéllar y el segmento morenista que lo reconoce como presidente reaccionan ante el embate de Polevnsky, ¡hasta mañana, con Carlos Slim convertido en provechoso heraldo de los presuntos buenos resultados económicos de la llamada 4T!

Twitter: @julioastillero

Facebook: Julio Astillero

juliohdz@jornada.com.mx

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here