El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, en la sesión del 6 de febrero, muestra la letra I para designar funcionarios de casilla, para el periodo electoral 2019-2020, a los ciudadanos cuyo apellido inicie con esa letra.Foto Cristina Rodríguez

Madruguete en el INE
Mantienen a secretario ejecutivo
Burlas sobre los indígenas en 2015

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, concretó anoche su plan de continuidad operativa transexenal mediante un madruguete que permitió por votación dividida la relección del secretario ejecutivo, Edmundo Jacobo Molina, por seis años más, antes de que sean electos cuatro nuevos consejeros (muy probablemente afines a las políticas obradoristas) que a partir de abril podrían intentar modificaciones sustanciales al funcionamiento histórico del Instituto Federal Electoral (IFE) ahora denominado INE e incluso la remoción del citado Córdova Vianello de la presidencia del instituto.

La maniobra de adelanto se produjo en una sesión extraordinaria del Consejo General del INE, convocada para las 17:30 horas, en la que Córdova Vianello propuso mantener seis años más en el puesto al citado Edmundo Jacobo Molina, quien ha estado en esa plaza durante casi dos sexenios. Ese cargo, que no tiene reflectores como en el caso de los consejeros, es fundamental para aplicar en lo práctico, coordinando las diversas áreas del INE, las decisiones generales tomadas por los consejeros. En ese amplísimo territorio caracterizado por lo pragmático se tejen o destejen las posibilidades de elecciones democráticas o cuando menos medianamente aceptables.

En esta ocasión se aprovechó el vacío legal que no establece temporalidad exacta para tal designación, así que Córdova y otros consejeros que se sienten amenazados por la próxima elección de cuatro nuevos consejeros electorales decidieron resolver este tema operativo importante, la designación del secretario ejecutivo de la Junta General Ejecutiva (quien terminaría su encargo el 11 de abril) , antes de que lleguen los nuevos consejeros (los cuales serán designados una semana antes, el 4 de abril), y probablemente no permitirían la permanencia de funcionarios correspondientes al modelo de trabajo IFE-INE que ha sido criticado abiertamente por el presidente de la epública, quien ha recordado la adhesión de algunos de los actuales consejeros electorales a los resultados oficiales fraudulentos que impusieron a Felipe Calderón Hinojosa como ocupante de Los Pinos.

La identificación entre Córdova Vianello y Jacobo Molina es tanta, que en mayo de 2015 fue conocida una grabación telefónica, obtenida de manera ilegal y realizada en abril de ese mismo año, en la que el primero narraba al segundo los términos de una reunión con representantes de pueblos indígenas.

En esa ocasión, entre carcajadas, Córdova comentaba: “Había uno, no mames, no te voy a mentir, te voy a decir cómo hablaba este cabrón: ‘Yo jefe, gran nación chichimeca, vengo Guanajuato. Yo decir aquí o diputados, para nosotros, yo no permitir tus elecciones’. No sé si sea cierto que hable así ese cabrón, pero no mames. O vio mucho Llanero Solitario, con eso de Toro, cabrón, cabrón, no mames, sólo le faltó decir ‘yo gran jefe Toro Sentado, líder gran nación Chichimeca’, no mames, no mames, está de pánico cabrón”.

En otra parte de la plática, Córdova dice a quien oficialmente habrá de seguir seis años en el cargo de secretario ejecutivo: “‘Habría que escribir crónicas marcianas del INE. Está de pánico, o acabamos muy divertidos o acabamos en el siquiatra de aquí, cabrón”. Por lo pronto, es probable que este movimiento de pieza en el tablero del INE lleve a Palacio Nacional y a la mayoría morenista en las cámaras a aguantar las semanas que faltan para la designación de los cuatro nuevos consejeros y, ya con ellos instalados, impulsar una modificación sustancial de la correlación de fuerzas en el citado INE, con propuestas de cambios estructurales y operativos que podrían llevar a la remoción del propio Córdova de la presidencia del instituto, aunque continuaría como consejero electoral, con su compañero de andanzas, Jacobo Molina, en la estratégica secretaría ejecutiva, si no es que en el cuarto de guerra política del morenismo-obradorismo encuentran alguna fórmula para deshacerse políticamente del producto de este madruguete lorencista. ¡Hasta el próximo lunes!

Twitter: @julioastillero

Facebook: Julio Astillero

juliohdz@jornada.com.mx

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here