Brad Pitt está haciendo de los galardones que recibe esta temporada todo un espectáculo. Confesiones íntimas, agradecimientos y bromas presiden los discursos de aceptación de los premios que logra por su participación en Once Upon A Time In… Hollywood, la película de Quentin Tarantino. El domingo, el actor fue de nuevo reconocido por este trabajo en los Bafta, que se entregaron en Londres. Fue su compañera Margot Robbie la encargada de recoger el premio en su nombre como Mejor Actor Secundario. Robbie salió al escenario para leer un mesaje que le había entregado el actor. “Brad no ha podido estar aquí esta noche por obligaciones familiares, así que me ha pedido leer esta respuesta por él”. “Eh, Reino Unido, he escuchado que acabáis de quedaros solteros. ¡Bienvenidos al club!”, dijo en referencia a la salida de la Unión Europea.

Después de leer una serie de agradecimientos, Robbie se despidió con un último chiste de Pitt sobre la salida de Meghan Markle y el príncipe Enrique de la corona británica y sum marcha a América del Norte. Según Robbie, Pitt quería llamar a su galardón Harry porque estaba muy emocionado de poder llevárselo de vuelta a los Estados Unidos con él. El público del Royal Albert Hall de Londres estalló en carcajadas a las que se sumaron el príncipe Guillermo y Kate Middleton que un año más presidieron la gala.

A principios de mes, cuando ganó el Globo de Oro a mejor actor de reparto, Brad Pitt bromeó sobre las numerosas parejas que la prensa le atribuye constantemente. “Quise traer a mi madre, pero no pude porque con cualquiera que esté a mi lado dicen que estoy saliendo. Y eso sería incómodo”, exclamó desde el escenario. En el patio de butacas se encontraba su exesposa, Jennifer Aniston, a quien la cámara grabó riendo ante el comentario.

Pitt también bromeó en los SAG Awards de la excesiva atención que despierta su soltería mientras exhibía en sus manos el premio que acababa de recibir: “Tengo que agregar esto a mi perfil de Tinder”. Una afirmación que elevó las carcajadas de los más de 6.000 asistentes del Shrine Auditorium de Los Ángeles y que seguro animó a más de un admirador del artista a buscar en esta red de contactos para probar suerte.

Brad Pitt bromeó en los Globos de Oro sobre las numerosas parejas que la prensa le atribuye constantemente. “Quise traer a mi madre, pero no pude porque con cualquiera que esté a mi lado dicen que estoy saliendo. Y eso sería incómodo”, exclamó desde el escenario. En el patio de butacas se encontraba su exesposa, Jennifer Aniston, a quien la cámara grabó riendo ante el comentario.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here