CIUDAD DE MÉXICO.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) envió una solicitud oficial a autoridades federales y del Estado de Guerrero para que adopten de inmediato las medidas pertinentes para evitar la participación armada de niños y adolescentes en policías comunitarias y grupos de autodefensa.

Añadió que es urgente proteger los derechos de los niños y adolescentes entre 6 y 19 años de edad, quienes aparecen en un video uniformados, con el rostro cubierto y portando armas de fuego, mientras que una persona adulta los presenta como integrantes de la policía comunitaria organizada por la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias de los Pueblos Fundadores (CRAC-PF) en esa entidad federativa.

El Organismo Nacional informó que dirigió una comunicación oficial a la Secretaría de Gobernación, la Procuraduría Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, el Poder Ejecutivo, Fiscalía General de Justicia, la Procuraduría de Protección, y el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, todos del Estado de Guerrero, solicitando que en el ámbito de sus respectivas competencias, tomen las medidas pertinentes para salvaguardar los derechos de las niñas, niños y adolescentes involucrados.

Lo anterior, conla finalidad de evitar su participación armada en los grupos de autodefensa y para que implementen acciones para informar y sensibilizar a los líderes comunitarios, las familias y la población en general, sobre su responsabilidad como garantes de los derechos de las personas menores de edad.

Y para hacer énfasis en torno a los daños irreparables que podría generar su involucramiento en conflictos armados.

Mediante un comunicado, la CNDH informó que también, requirió la elaboración del diagnóstico y plan de restitución de derechos integral que corresponda a cada uno de los afectados, atendiendo a su interés superior y sus circunstancias sociales y culturales.

Para focalizar acciones que contribuyan a su recuperación física y psicológica y su reintegración social, considerando su contexto social y cultural.

La CNDH, externó su preocupación por que hechos como este se conviertan cada vez más en prácticas recurrentes en el Estado de Guerrero que ponen en grave peligro la integridad, vida y desarrollo integral de niñas, niños y adolescentes.

Y como ejemplo expuso que en 2019, se presentó también un caso de personas menores de edad que anunciaron su integración a los grupos de autodefensa en el municipio de Chilapa argumentando la falta de respuesta por parte de las autoridades ante la actuación del crimen organizado.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here