El Gobierno de México colocó bonos por 2 mil 300 millones de dólares, informó este martes la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

De ese monto, mil 500 millones de dólares son de un bono de referencia a 10 años que vence en 2030, mientras que los 800 millones de dólares restantes vienen de la reapertura de un bono con vencimiento en enero de 2050.

Estos últimos títulos fueron emitidos originalmente en julio del año pasado, indicó la dependencia.

En el caso del primer monto, tiene una tasa de rendimiento al vencimiento anual de 3.25 por ciento, que es la más baja en la historia para bonos denominados en dólares.

Por otra parte, en el caso de los bonos con vencimiento en enero de 2050, estos cuentan con una tasa de rendimiento al vencimiento de 4.04 por ciento. Hacienda señaló que la cifra significa una mejoría en comparación con la tasa original, que era de 4.52 por ciento.

La operación tuvo una demanda máxima de 14 mil 700 millones de dólares, es decir, más de 6 veces el monto colocado, y en ella participaron 350 inversionistas institucionales de todo el mundo.

“Estás colocaciones forman parte de la estrategia de emisiones para conservar las referencias de la curva de rendimientos mexicana en dólares bajo un perfil de vencimientos preciso. El monto de la oferta puede ser resultado de un número de factores entre los que se combinan el nivel de financiamiento requerido en moneda extranjera y las condiciones vigentes de mercado”, explicó a El Financiero, Santiago Leal Singer, subdirector de estrategia cambiaria del Grupo Financiero Banorte.

Hacienda detalló que las operaciones permitirán al Gobierno federal cubrir el 100 por ciento de sus amortizaciones de deuda externa de mercado programadas para este año.

Los montos cubrirán también 58 por ciento de las necesidades totales de financiamiento externo de la administración federal para 2020, puntualizó la dependencia.

Las operaciones mejorarán el perfil de vencimientos del portafolio de deuda externa de mercado del Gobierno y mantendrán líquida una curva de rendimientos en dólares que facilite el acceso de otros emisores de los sectores público y privado de México a mercados internacionales, destacó la secretaría.

“La Secretaría de Hacienda continuará monitoreando las condiciones en los mercados internacionales con el objetivo de identificar ventanas de oportunidad que permitan al Gobierno seguir cubriendo sus necesidades de financiamiento externo bajo condiciones favorables y continuar ejecutando estrategias que mejoren el perfil de vencimientos de la deuda pública”, remarcó el comunicado.

Esta es la segunda ocasión en la que la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador acude a los mercados internacionales a colocar deuda en dólares, y forma parte del roll over del bono a 10 años que sirve de referencia para la construcción de la curva en dólares mexicana.

El año pasado la administración realizó la primera venta global de bonos al vender 2 mil millones de dólares de dichos instrumentos. El rendimiento actual de los papeles mexicanos se encuentra 144 puntos base por encima de los bonos del Tesoro con un vencimiento similar.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here