El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentó una variación de 2.63 por ciento anual durante la primera quincena de diciembre, informó este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Esto representó su menor incremento desde la segunda quincena de julio de 2016, fecha en la que la inflación se ubicó en 2.59 por ciento.

De esta forma, la inflación entró dentro del rango objetivo fijado por el Banco de México (3 por ciento, +/- un punto porcentual) por 13 quincenas consecutivas.

A una quincena para que finalice el año, se pudo observar que la cifra de inflación más alta aconteció durante la segunda quincena de enero, periodo en el que el indicador se ubicó en 5.58 por ciento a tasa anual.

La disminución de la inflación se explicó principalmente por el comportamiento de la balanza no subyacente, ya que por primera ocasión desde que existen registros (1988), este indicador mostró una deflación, al ubicarse en 0.15 por ciento anual.

El componente subyacente contabiliza los productos que presentan una alta volatilidad en sus precios, como lo son los productos agrícolas o lo combustibles.

De manera particular, los productos agropecuarios reflejaron una disminución de precios anual de 1.57 por ciento (su menor nivel desde la primera quincena de febrero de 2017), aunque los energéticos y las tarifas autorizadas por el gobierno presentaron un ligero repunte de 0.88 por ciento anual, su mayor variación desde la segunda quincena de julio de este año.

A su vez, la balanza subyacente, que es aquella que excluye de su contabilidad los productos de alta volatilidad de precios, ascendió a 3.59 por ciento a tasa anual, su menor nivel en 18 quincenas.

Por tipo de gasto, las mercancías (alimentos, bebidas, tabaco y mercancías no alimenticias) reportaron una variación de 3.55 por ciento anual, lo que representó su aumento más bajo desde la primera quincena de mayo de 2016, mientras que los servicios (principalmente vivienda, colegiaturas y otro tipo de servicios), se ubicó en 3.63 por ciento.

La variación quincenal de inflación fue de 0.35 por ciento, cifra por arriba del 0.09 por ciento observado durante los quince días precedentes.

Los productos que más aumentaron de precio y que tuvieron una mayor incidencia en la inflación durante los primeros quince días de diciembre fueron el transporte aéreo, los servicios turísticos en paquete, la cebolla, el gas doméstico LP y las loncherías, fondas, torterías y taquerías.

Esto se vio compensando por la disminución de precios de varios productos esenciales en los hogares mexicanos, como el jitomate, la naranja, el pollo, el aguacate, las computadoras y el limón.

En lo que va del año, la inflación acumulada fue de 2.69 por ciento, su menor nivel para un periodo similar en los últimos cuatro años.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here