Durango, Dgo.- El agua potable que consumen la mayoría de los duranguenses viene con una serie de elementos mortales para la vida humana y animal, ya que para extraer el vital líquido se ha estado escarbando a más de 100 metros de profundidad en los diferentes pozos de la ciudad y del Estado, provocando con esto la liberación de minerales y otros elementos nocivos para la salud, como es el arsénico y plomo, destacó la diputada Cinthya Martell Nevárez.
Al realizar un pronunciamiento señaló que el arsénico y el flúor están por encima de la norma oficial internacional; la que marca que no se debe consumir más de 10 microgramos de arsénico por litro de agua, pero en Durango se está consumiendo hasta 25 microgramos por litro, es decir más del doble del que advierten organismos internacionales.
“No es casual que en Durango tengamos muchos casos de cáncer de estómago y leucemia, por las grandes cantidades de plomo no aptas para el consumo humano que contiene el agua duranguense”, puntualizó Martell Nevárez.
Recordó que hace unos días, Aguas del Municipio de Durango reconoció que al menos en cinco pozos de la ciudad tienen niveles de arsénico que superan los límites establecidos, pero no es nocivo para la salud.
“La realidad es que la dirección de AMD quiere tapar el sol con un dedo para no admitir que los riesgos de cáncer por consumo del agua veneno que consumimos en Durango seguirán en aumento, ya que no todos los duranguenses tienen la posibilidad de consumir agua embotellada o de garrafón”, afirmó la representante popular.
En este sentido, consideró necesario dar a conocer la situación peligrosa en la que la mayoría de los duranguenses se encuentran al consumir agua llena de elementos nocivos y mortales para la vida humana.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here