Trudeau, Johnson y Macron en el momento de la conversación anoche en Londres. AP

Los mandatarios del Reino Unido, Boris Johnson; Canadá, Justin Trudeau; Francia, Emmanuel Macron, y Holanda, Mark Rutte, fueron captados anoche por las cámaras en el palacio de Buckingham riéndose del presidente estadounidense, Donald Trump, por sus largas apariciones ante la prensa en la cumbre de la OTAN. El mandatario, que tenía previsto dar otra conferencia ante los medios este miércoles, ha decidido finalmente anularla y regresar a Washington tras acabar las reuniones de la Alianza.

En las imágenes grabadas en el palacio, que han sido emitidas con subtítulos por la cadena canadiense CBC, se puede escuchar a Johnson preguntando al presidente francés, Emmanuel Macron: “¿Es por eso por lo que llegaste tarde [a la reunión con el resto de miembros de la Alianza]?”. Trudeau interviene: “[Macron] llegó tarde porque su rueda [junto a Trump] de prensa duró 40 minutos”. En la conversación, según imágenes distribuidas posteriormente, también está presente la princesa Ana del Reino Unido. Este martes, la reunión bilateral entre Macron y Trump estuvo precedida por una larga intervención ante los medios, en la que los líderes mostraron públicamente sus desacuerdos sobre la estrategia de la OTAN y sobre comercio.

Trump ha criticado este miércoles a Trudeau por no contribuir lo suficiente a las arcas de la OTAN y ha llegado a decir de él que es una persona con “dos caras”. “Bueno, él tiene dos caras (…), es un tipo agradable. Lo encuentro agradable, pero la verdad es que le he llamado [la atención] por el hecho de que no está pagando el 2% [del PIB a la OTAN] e imagino que no está muy contento por eso”, afirmó Trump.

Al igual que en la reunión de la OTAN del año pasado, el mandatario estadounidense ha rechazado esta vez el protocolo de la cumbre y ha utilizado sus apariciones públicas con aliados para responder a decenas de preguntas de los periodistas. “Acabas viendo a su equipo [el de Trump] boquiabierto”, insiste Trudeau en la charla grabada por las cámaras de Buckingham.

Tras la segunda jornada de la cumbre, que ha concluido con una declaración conjunta para reiterar la unidad de los miembros de la Alianza Atlántica, el presidente estadounidense tenía previsto celebrar otra conferencia de prensa, esta vez en solitario, pero ha decidido anularla a última hora. “Cuando terminen las reuniones de hoy, volveré a Washington. No vamos a dar una rueda de prensa al final de la OTAN porque hemos hecho muchas en los últimos dos días”, afirmó en un tuit, aparentemente molesto por las bromas de sus socios.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here