Las exportaciones de México ascendieron a 40 mil 730 millones de dólares durante octubre, lo que representó una caída de 1.51 por ciento anual, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De esta forma, los envíos nacionales hilaron dos meses en terreno negativo, además de registrar el mayor retroceso para este indicador desde octubre de 2016.

La contracción de las exportaciones se explicó en mayor medida por la caída de 30.4 por ciento de los envíos petroleros, cuyo monto ascendió a mil 823 millones de dólares.

Al interior de la balanza petrolera se observó una caída de 34.17 por ciento en las exportaciones de petróleo crudo y una contracción de 5.94 por ciento en otro tipo de productos petroleros.

“En ese mes, el precio promedio de la mezcla mexicana de crudo de exportación se situó en 50.04 dólares por barril, cifra menor en 7.07 dólares respecto a la del mes previo y en 21.25 dólares en comparación con la de octubre de 2018”, resaltó el Inegi en un comunicado.

En cuanto al volumen de crudo exportado, este se ubicó en el mes de referencia en 963 millones de barriles diarios, nivel inferior al de 995 millones de barriles diarios de septiembre y al de 1.027 millones de barriles diarios de octubre de 2018.

Por otra parte, las exportaciones no petroleras crecieron a su menor ritmo en los últimos siete meses, al registrar una variación de 0.44 por ciento anual.

De manera desagregada, los envíos no petroleros destinados a Estados Unidos, principal socio comercial de México, no registraron ninguna variación respecto al mes previo, aunque al interior de este componente se pudo notar una caída 8.6 por ciento en las exportaciones automotrices y un aumento de 4.6 por ciento en otro tipo de productos.

A su vez, la ‘joya de la corona’ de las exportaciones mexicanas, la manufactura, registró su primer ‘tropiezo’ en siete meses, al reportar un descenso 0.1 por ciento anual.

Importaciones prolongan signos de debilidad
Las importaciones mexicanas sumaron 41 mil 456 millones de dólares, lo que significó una contracción anual de 6.4 por ciento, su mayor descenso en cuatro meses.

De manera particular, las compras de bienes de capital (productos que ya están preparados para producir o consumir) se redujeron 13.1 por ciento a tasa anual, por lo que ya sumaron siete meses en contracción.

Los bienes de consumo (aquellos productos que se utilizarán en el día al día como lo son los alimentos o bienes duraderos) cayeron 2.4 por ciento anual y los bienes de uso intermedio (aquellos que se emplean para ser transformados o incorporados a la producción de otros bienes) registraron una variación de 6.3 por ciento.

En el intercambio comercial, México obtuvo un déficit de 726 millones dólares. Este fue apenas el cuarto saldo negativo en lo que va del año.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here