CIUDAD DE MÉXICO.- Alejandro Armenta y Armando Guadiana, senadores de Morena, protagonizaron un inédito pleito público en comisiones del Senado, que evidenció las diferencias internas que tiene el grupo parlamentario que encabeza Ricardo Monreal Ávila.

El jueves pasado, en la sesión de la Comisión de Economía, presidida por Gustavo Madero, se solicitó la autorización para retirar del orden del día una propuesta para modificar plazos para las pequeñas y medianas empresas (Pymes) que participan en licitaciones públicas.

Armando Guadiana añadió que “así como el Estado nos cobra los recargos en los impuestos y en los derechos, pues sería la misma tasa, de aquí para allá y de allá para acá es lo mismo; o sea la misma tasa que el Estado cobra para derecho e impuestos, pues también que se les pague a las Pymes en caso de retraso en el tiempo de los 15 o 20 días o los que señalen”.

De inmediato, Alejandro Armenta, expresó que “yo pediría, con mucho respeto al senador Guadiana, que respecto a sus opiniones, los planteamientos que hiciera los consensuara con el grupo parlamentario; somos parte de un grupo parlamentario y sus expresiones individuales las haga de manera individual, pero las posturas del grupo parlamentario las consense con el grupo parlamentario”.

A lo que Guadiana respondió: “Con todo respeto, la postura es individual. Estoy hablando como senador individual y miembro de esta Comisión y a parte como causante, porque de repente yo me atraso en algunos impuestos y algunos derechos y he vivido y lo vivo permanentemente.

“Entonces, yo sé que los Pymes son las que más batallan o batallamos; entonces, yo considero que independientemente de la opinión de los diferentes grupos parlamentarios y los miembros de mi grupo parlamentario, esa es la opinión de un ciudadano. Olvidémonos del término senador, sino como ciudadano causante y derecho que al Estado hay que pagar”.

Y Armenta reviró que “insisto que los senadores somos miembros, representamos indudablemente a un estado y nos comportamos a la altura que corresponde a esa alta representación. Pero como miembro de un grupo parlamentario debe de conducirse también con las características mínimas para compartir con el grupo parlamentario los planteamientos que pueden afectar una disposición de orden general.

“No somos un grupo de sueltos, somos parte de una fracción. Cuando usted no sea parte de un grupo parlamentario, puede tomar la decisión de separarse del grupo parlamentario y actuar como suelto, pero no es suelto”, le advirtió Armenta.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here