La industria financiera, dominada por los hombres, se está perdiendo más de 700 mil millones de dólares al año en ingresos al no prestar atención o adaptar los productos a las mujeres, según la consultora de gestión Oliver Wyman.

“Podría decirse que las mujeres son el mayor grupo de clientes peor atendido de los servicios financieros”, dijo Jessica Clempner, autora principal del informe, en un comunicado este martes.

“Las empresas están dejando dinero sobre la mesa al no escuchar y comprender a sus clientas”.

Muchos productos que parecen neutrales en cuanto al género en realidad satisfacen las necesidades de los hombres, y los productos de riqueza en particular no están pensados sistemáticamente para la vida financiera de las mujeres, según el informe.

Por ejemplo, si las aseguradoras vendieran pólizas de vida a las mujeres al mismo nivel que a los hombres, podrían generar 500 mil millones de dólares en primas nuevas, estimó Oliver Wyman.

Las mujeres también tienden a tener una mayor parte de sus activos en efectivo en lugar de acciones y bonos, lo que cuesta a los gestores de riqueza y de activos unos 25 mil millones de dólares en posibles tasas.

Apple y Goldman Sachs se han visto enzarzados recientemente en un creciente debate sobre si los bancos discriminan involuntariamente en sus algoritmos para determinar cómo los estadounidenses toman dinero prestado. Un tuit reciente de un emprendedor del sector tecnológico que se hizo viral mantenía que la nueva Apple Card discriminaba por género.

Los problemas están agravados por la falta de mujeres en la alta gerencia de la industria financiera. Solo el 20 por ciento de los ejecutivos financieros de todo el mundo son mujeres, frente al 16 por ciento en 2016, según el informe.

El sector continúa lidiando con muchos de los mismos retos a los que se enfrentaba en el pasado, incluido el descanso a mitad de carrera profesional que frena a muchas mujeres, señaló.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here