LOS ÁNGELES, CA.- Los Lakers derrotaron a paso cómodo a los Guerreros de Golden State en el primero de tres partidos que marcan el final de la pretemporada de la NBA, con una victoria por 98-104, que augura una nueva cara para los angelinos, obligados a volver a los primeros planos en la próxima campaña.

Luego de su gira asiática, los Lakers no tuvieron tregua para la fase final de la pretemporada, y se enfrentaron a unos Warriors poco dinámicos. Stephen Curry fue de inicio y casi todas las posesiones pasaban por sus manos, pero a pesar de destacar en su equipo (17 puntos), no fue determinante.

La gente del Staples Center se quedó con ganas de ver a LeBron James, quien permaneció en la banca. Sin embargo, Dwight Howard hizo lo propio logrando un doble-doble (13 rebotes, 12 puntos), que junto con los 22 tantos de Zach Norvell Jr., llevaron a los locales a un triunfo pacífico.

A pesar de ser pretemporada, el inmueble registró un lleno que subraya la confianza que tiene la afición de los púrpura y oro en acabar con las seis campañas consecutivas sin acceder a los playoffs. Hasta la estrella de Hollywood, Denzel Washington, se presentó en las gradas.

La quinteta de Frank Vogel mostró más variantes y fue mejor, a pesar de que los Warriors apretaron al final y estuvieron a dos posesiones, pero ya sin tiempo suficiente. El ala de 22 años, Marquese Chris (11-14), junto con Curry, fueron lo destacado del equipo de Steve Kerr en un duelo entre dos potencias y con mucho ambiente, aún sin ser duelo de temporada.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here