SAN LUIS.- Yadier Molina guio a los Cardenales de San Luis al quinto y decisivo juego de su serie divisional de la Liga Nacional, al batear un sencillo productor para empatar la pizarra en el octavo inning y añadir en el décimo un elevado de sacrificio que significó la victoria por 5-4 sobre los Bravos de Atlanta.

Molina, futuro miembro del Salón de la Fama cuando se retire, lanzó su bat hacia el jardín derecho luego de su elevado de sacrificio que resolvió el duelo, y la multitud que abarrotó el estadio Busch estalló en júbilo junto con el emblemático pelotero. “Me gustan estos momentos”, dijo Molina al final.

El quinto juego será mañana, de regreso en Atlanta. Los Cardenales mandarán al montículo a su as Jack Flaherty, y los Bravos irán con Mike Foltynewicz.

Kolten Wong abrió la décima para San Luis con un doble contra el colombiano Julio Teherán (0-1). Luego de un boleto intencional a Paul Goldschmidt, Wong avanzó a tercera con una bola ocupada del dominicano Marcell Ozuna y fácilmente llegó al plato gracias al profundo elevado de Molina al jardín izquierdo.

Molina empató la pizarra a cuatro mediante un sencillo con dos outs en el octavo capítulo. La pelota pasó apenas arriba del guante de Freddie Freeman, quien saltó tanto como pudo desde su posición en primera base.

Pensé que iba a atraparla. Sólo hubiera necesitado medir unos centímetros más”, dijo Molina.

Ozuna conectó un par de cuadrangulares y produjo tres carreras. Por Atlanta, el venezolano Ronald Acuña sumó cuatro imparables, Pero los Bravos, campeones de la División Este de la Liga Nacional, se fueron de sin poder conectar hit en nueve oportunidades con corredores en posición de anotar.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here