La Representación Comercial de Estados Unidos (USTR) entregó una serie de contrapropuestas a las iniciativas que plantearon por escrito los demócratas la semana pasada con respecto a los cambios que pretenden para el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), según informó este jueves el sitio especializado de noticias Inside Trade.

De acuerdo con una fuente citada por el medio, desde que los demócratas de la Cámara de Representantes plantearon las propuestas hace unos días han ocurrido reuniones entre oficiales del USTR y la facción del partido que solicita en materia de obligatoriedad para cumplir con lo negociado, propiedad intelectual para medicamentos biológicos y aspectos laborales y medioambientales.

“Estamos trabajando para llevar esto a un buen punto en cada una de las cuatro áreas identificadas. Queremos lograr los más que podamos en agosto”, dijo la fuente a Inside Trade.

Algunos de los representantes demócratas han solicitado la reapertura parcial del tratado para introducir en el texto los cambios que solicitan; sin embargo, Salvador Behar, exjefe negociador adjunto para el T-MEC, advierte que este movimiento abriría una “caja de pandora”

“Abrirlo legalmente es abrir un caja de pandora, lo dijimos cuando nosotros estábamos en la mesa de negociación que si el presidente Trump quería abrirlo, cuando era la campaña, era abrirlo para todo, no podíamos abrir un solo punto, que eran los aranceles que él quería (…), se tiene que abrir todo y ese es un riesgo que tienes que correr, no puedes abrir un tratado para beneficiar a una de las partes”, comentó Behar al ser entrevistado en el marco de un evento de la Secretaría de Economía.

A pesar de ello, Behar asegura que, el que los demócratas estén negociando con la administración del presidente Trump en el marco del receso legislativo veraniego que tienen los poderes legislativos en ese país, es una buena señal y abre una ventana de oportunidad para la aprobación del acuerdo cuando las cámaras norteamericanas regresen a sus labores en septiembre.

“Es una coyuntura difícil y yo creo que es la oportunidad que se presenta para que el acuerdo pueda ser votado en este periodo que viene. Yo creo que van a a ser negociaciones muy difíciles, reconozco que EU tiene un reto difícil, está a la víspera de la reelección. Es una posición que entre demócratas y republicanos van a tener que encontrar un balance que resuelva el algoritmo y podamos transitar, yo creo que se presenta una oportunidad, pero la negociación no la veo sencilla”, expuso el exfuncionario.

Ajustes en el mecanismo de solución de controversias
Para Fernando de Mateo, exrepresentante de México ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), una solución a las demandas de los demócratas para los temas en los que piden cambios sería un ajuste al sistema de solución de diferencias del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, en el cual las diferencias son bloqueadas con facilidad por los países con solo no consensuar el nombramiento de los jueces.

“Los demócratas están pidiendo una solución de diferencias si México no cumple con sus compromisos en la parte laboral y en la parte ambiental. Entonces sí, efectivamente, lo necesitamos, nos urge tener un sistema de solución de diferencias que funcione adecuadamente, ya que el de la OMC aparentemente dejará de funcionar adecuadamente nuevamente porque en diciembre se termina y va a quedar una sola jueza en el órgano de apelación del órgano de solución de diferencias”, expuso de Mateo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here