Un F-16 surcoreano, en abril de 2017. KIM JUN-BEOM AP

Las autoridades de Corea del Sur han asegurado este martes que sus aviones han efectuado varios centenares de disparos de advertencia para un avión militar ruso que, según Seúl, había penetrado en el espacio aéreo surcoreano. Rusia asegura que todo ocurrió sobre aguas neutrales del mar de Japón. Moscú afirma, además, que las fuerzas aéreas surcoreanas no efectuaron “ningún disparo de advertencia”. Seúl asegura que sí, que han disparado más de 360 balas. El incidente, el primero de esas características entre ambos países en décadas, ha involucrado a la primera patrulla conjunta de aviones rusos y chinos, que estaba de maniobras en la zona.

El director de la Oficina de Seguridad Nacional de Corea del Sur, Chung Eui-yong, ha protestado ante el secretario del Consejo de Seguridad ruso, Nikolai Patrushev, según la Oficina presidencial surcoreana. Chung le ha dicho a Patrushev que Seúl se está “tomando con mucha seriedad el incidente” y que si “semejante acto se repite”, Corea del Sur “llevará a cabo medidas más duras”.

Seúl asegura que tres aviones militares rusos –dos bombarderos TU-95 y un avión A-50 de alerta temprana y control aerotransportado— y dos aviones militares chinos penetraron en la zona de defensa aérea de Corea del Sur, sobre el Mar de Japón (denominado Mar del Este en las dos coreas). El Ejército surcoreano asegura que uno de los aparatos, el A-50 ruso, se introdujo dos veces y durante varios minutos en territorio que Seúl considera su espacio aéreo territorial; un grupo de islotes que también reclama Japón (Dokdo para los surcoreanos y Takeshima para los japoneses).

Corea del Sur afirma que activó una maniobra de despegue urgente al detectar al avión ruso y, cuando entró en su espacio aéreo y al no responder a las advertencias por radio desplegó varios cazas F-15 Y F-16, que lanzaron 20 bengalas y 360 disparos de ametralladora, como advertencia, desde unos 800 metros de distancia.

El Ministerio de Defensa Ruso niega la gravedad del incidente. También haber violado el espacio aéreo de cualquier país y señaló que sus aparatos estaban en “aguas neutrales”, según un comunicado del departamento que dirige Serguéi Shoigu. La aeronave “pasó sin desviaciones del plan de acuerdo con las regulaciones internacionales a más de 25 km de las islas Dokdo (Takeshima), sin alterar el espacio aéreo de Corea del Sur”, dijo. Defensa asegura también que las fuerzas aéreas no realizaron ningún disparo. “Si los pilotos rusos hubieran sentido una amenaza de seguridad, la respuesta no se haría esperar”, señaló Moscú, que en su comunicado solo habla de los TU-95.

Maniobras ruso-chinas
El Ministerio de Defensa ruso también apuntó que los vuelos de la aviación rusa en esa área se llevaron a cabo como parte de “las primeras patrullas aéreas ruso-chinas de aviones de largo alcance”. Por parte de china participaron dos bombarderos H-6 (una versión mejorada del Tu-16 soviético desarrollado en la década de 1950) capaces de portar armas nucleares. Moscú declaró que la iniciativa tiene el “objetivo de desarrollar las relaciones ruso-chinas” así como el “fortalecimiento de la estabilidad estratégica global” y que no “apunta contra terceros países”. El pasado septiembre Rusia realizó las mayores maniobras militares de su historia con ayuda de China.

Es la primera vez que un aparato militar de Moscú viola el espacio aéreo de Corea del Sur, según Seúl. De hecho, el Gobierno de ese país asegura que es la primera vez que un avión militar extranjero viola el espacio aéreo surcoreano desde el final de la guerra de Corea (1950-1953). Sin embargo, sí se habían producido intromisiones en lo que denomina Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ); que Moscú no reconoce como tal.

El Ministerio de Defensa surcoreano ha convocado este martes a los agregados militares de las embajadas rusa y china en Seúl para presentar una protesta contundente. Además, el Gobierno de Japón, que considera el territorio donde se ha producido el incidente suyo, ha presentado una queja a Corea del Sur y a Rusia, según han informado fuentes gubernamentales japonesas a la agencia de noticias Kiodo.

Moscú y Seúl establecieron relaciones diplomáticas en 1990, un año antes del derrumbe de la Unión Soviética, y después de situaciones críticas. La antigua URSS apoyó a Corea del Norte durante la Guerra de Corea. En 1983, un avión de combate soviético derribó con un misil un avión surcoreano de pasajeros que había entrado en territorio de la URSS. Murieron las 269 personas que iban a bordo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here