CHILPANCINGO, Gro.- Habitantes de la comunidad de Pueblo Hidalgo, municipio de San Luis Acatlán en Guerrero, mantienen retenidos este martes a cinco funcionarios del ayuntamiento para presionar por la entrega de 10 millones de pesos que utilizarán en presuntas obras públicas.

Entre los retenidos se encuentran el director y subdirector de Protección Civil, así como un policía preventivo y dos mujeres agentes viales.

Las personas fueron aseguradas contra su voluntad desde el lunes, luego de la toma y destrozos que cometieron unas 500 personas en las instalaciones del palacio municipal, donde también dañaron tres patrullas.

Sin embargo, en el inmueble ya no se encontraba ni el alcalde ni regidores, aunque sí algunos trabajadores, entre ellos un policía preventivo que informó a los manifestantes que el presidente municipal “ya sabía de su llegada y por eso ordeno el desalojo del edificio antes del mediodía”.

Los habitantes de la comunidad de Pueblo Hidalgo exigen la entrega inmediata de diez millones de pesos que forman parte del ramo 23, que se destinan para obra pública y que tradicionalmente se les hacía llegar, a pesar de que nunca realizaban ningún trabajo.

El alcalde priista Agustín Ricardo Morales indicó previamente que los millonarios recursos “ya no podrían seguirse otorgando de la manera en que se hacía”, debido a las reglas de operación que puso en marcha el Gobierno, y que los pobladores no han querido entender.

Sin embargo, los inconformes aseguran que el mismo alcalde les prometió la entrega del dinero en una reunión previa.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here