Jeff Bezos y Lauren Sánchez. AFP/GETTY

No es la primera vez que se les ve juntos, pero sí la primera que aparecen públicamente y sin esconderse como pareja. Jeff Bezos, el fundador de Amazon, y su novia, la empresaria Lauren Sanchez, consolidan su relación y lo hacen dejándose ver juntos. Ambos han salido juntos a cenar en Nueva York en la que es su primera salida sin esconderse de los focos desde el pasado enero, cuando se hizo público el divorcio de Bezos y la relación que ambos mantenían.

La pareja salió a cenar en Nueva York el domingo. Estuvieron en un restaurante llamado Emily, de precio medio, que tiene un par de sucursales en la ciudad y muy conocido por sus pizzas. Eso fue lo que cenaron: pizzas y hamburguesas. Así lo cuenta la revista People, que muestra en su web las fotos de la pareja saliendo del local, vestidos de modo informal con vaqueros, chaquetas deportivas y una gorra, en el caso de Bezos.

Según la misma publicación, la pareja ha pasado los últimos meses centrada en sus hijos y cerrando sus acuerdos de divorcio. Pero ahora que ya los han sellado, “creen que ha llegado el momento de salir y tener citas como la gente normal”, afirma una fuente cercana.

El pasado 9 de enero, Jeff Bezos, de 55 años y el hombre más rico del mundo —con una fortuna estimada de más de 142.000 millones de euros—, anunciaba su separación de MacKenzie Tuttle, de 48, tras un cuarto de siglo juntos y cuatro hijos en común. Apenas unas horas después se conocía parte del motivo de esa separación: el magnate salía desde hacía meses con Lauren Sanchez. Ella es una exreportera de televisión reconvertida en piloto de helicópteros y empresaria que a su vez estaba casada con Patrick Whitesell, un poderoso agente de actores hollywodiense; la pareja era amiga de la familia desde hacía años.

La separación entre Jeff y MacKenzie Bezos se resolvió a primeros de abril. Finalmente, ella obtuvo 31.000 millones de euros en acciones al obtener una cuarta parte de las participaciones que la pareja tenía en Amazon (poseian un 16%; él se quedó con el 12% y ella con el 4%). Como anunció en su cuenta de Twitter, MacKenzie renunció a los intereses sobre el diario Washington Post y la empresa Blue Origin. Por su parte, el matrimonio entre Lauren Sanchez y Patrick Whitesell se dirimió en privado. La pareja, casada desde 2005, llevaba separada varios meses y compartirán la custodia de sus dos hijos.

La novela del divorcio de Bezos se ha ido desgranando semana a semana, por capítulos. Él mismo denunció que un tabloide estadounidense cercano al presidente Donald Trump, el National Enquirer, trató de hacerle chantaje mediante fotos y mensajes sexuales supuestamente dirigidos a Sanchez, y prefirió denunciarlo públicamente antes que “capitular ante la extorsión”, como contó el pasado febrero, “a pesar de la amenaza que supone en coste personal y vergüenza”. Semanas después, era el diario Wall Street Journal el que aseguraba que quien había filtrado dichos mensajes al Enquirer había sido el hermano de Lauren, Michael Sanchez, a cambio de 200.000 dólares. Al final, la investigación encargada por Bezos concluyó que había sido un hackeo por parte de Arabia Saudí.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here