El índice de confianza del consumidor en marzo se ubicó en 116.26 puntos, lo que representó una disminución de 3.11 puntos respecto a las cifras divulgadas en febrero, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La confianza del consumidor al cierre del primer trimestre del año mostró un menor entusiasmo en comparación del récord histórico que se observó en febrero, cuando el indicador se ubicó en su nivel más alto de la historia, con 119.99 unidades.

A pesar de la disminución, el índice que mide la confianza de los consumidores mexicanos se mantuvo en línea con lo esperado por el consenso de analistas consultados por Bloomberg, que anticipaban que se ubicara alrededor de los 116 puntos.

Confianza en la situación económica del país viene a la baja
Aunque las cinco preguntas que se encargan de medir el pulso de la confianza de los consumidores del país mostraron retrocesos durante marzo, las que abordan los temas sobre la confianza en la situación económica del país fueron las que mostraron las mayores contracciones del mes.

Al preguntarle a los consumidores su opinión sobre cómo consideran la situación económica actual del país comparada con la de hace 12 meses, se observó una contracción de 3.73 puntos.

Viendo hacia futuro, la pregunta que cuestiona sobre cómo se visualiza la situación económica del país dentro de 12 meses, la confianza cayó 2.09 puntos, con lo que el indicador se ubicó en los 130.59 puntos.

Esta caída rompió una racha de tres meses consecutivos con incrementos en el índice.

La confianza de la economía del hogar ‘mantiene’ optimismo
Respecto a la confianza de los hogares mexicanos, se observaron ligeras variaciones a la baja durante el cierre del primer trimestre del año.

Al cuestionarle a los miembros del hogar su punto de vista sobre su situación económica actual comparada con la de hace un año, el indicador mostró una ligera disminución de 0.79 puntos, lo que el índice quedó en 107.91 puntos, nivel muy cercano a su máximo histórico de optimismo.

Por otra parte, al preguntarle a los jefes de familia cómo estiman que será su situación económica el próximo año respecto a la actual, se observó un retroceso de 0.34 puntos, lo que fijó al indicador en 114.69 puntos.

La caída más pronunciada del mes se observó en la posibilidad de adquirir bienes duraderos como refrigeradores, televisores, aparatos electrodomésticos o muebles, al registrar una contracción mensual de 6.89 puntos, de esta forma el indicador se ubicó en 112.49 puntos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here