La demanda del billete verde se derivó de renovadas preocupaciones por el crecimiento económico global.

Luego de que el Banco Central Europeo (BCE) recortó sus previsiones de crecimiento para 2019, de 1.7 por ciento, a 1.1 por ciento, el dólar tomó fuerza, lo que afectó al peso, que concluyó la sesión en su mayor nivel desde que arrancó el año.

El dólar interbancario cerró en 19.6005 unidades, su mayor nivel desde el primero de enero. En el día, el peso retrocedió 1.16 por ciento, de acuerdo con información del Banco de México.

En ventanilla bancaria, el billete verde cerró en 19.90 unidades, cifra mayor respecto a las 19.65 unidades reportadas el miércoles como cierre por Citibanamex.

Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base, explicó que el fortalecimiento del dólar fue debido a una mayor preocupación por el crecimiento económico mundial, lo que ha llevado a una mayor aversión al riesgo y pérdidas para las monedas como el peso mexicano.

“La caída del peso es consecuencia de un debilitamiento generalizado de las divisas frente al dólar, ante un claro deterioro del panorama para el crecimiento económico global, lo cual genera aversión al riesgo y pérdidas para la mayoría de las divisas, en particular las de economías emergentes”, indicó Siller.

La demanda del billete verde se derivó de renovadas preocupaciones por el crecimiento económico global, ante dudas de que las acciones anunciadas este jueves por el BCE no sean suficientes para sacar a flote a la economía de la zona euro.

El BCE recortó este jueves sus estimaciones de crecimiento e inflación para 2019 y las rebajó para 2020 y 2021, reconociendo que la desaceleración europea era más larga y profunda de lo que había anticipado.

Ernesto O’Farrill, presidente de Bursamétrica, señaló que afectó el anuncio del Banco Central Europeo de una mayor inyección de liquidez.

“El BCE salió en la mañana anunciando la introducción de un programa de operaciones de refinanciamiento, es decir inyecciones de liquidez al sistema financiero por medio de préstamos. Esto generó fuertes pérdidas para el euro frente al dólar, lo que a su vez ajustó a la baja a las monedas emergentes como el peso”, explicó O’Farrill.

El euro bajó respecto al dólar tras el comunicado de política monetaria del BCE, que fue una sorpresa para muchos inversionistas. El dólar también se vio favorecido por datos reportados, mejor a lo esperado, en torno a la economía estadounidense.

Dentro de las cifras que más llamaron la atención estuvo el aumento en los costos laborales, al subir 2 por ciento en el cuarto trimestre del 2018. En tanto que la productividad dio signos de enfriarse, al aumentar solamente 1.9 por ciento en el mismo periodo.

Con todo, se mantiene la perspectiva de que la Reserva Federal dejará sin cambio su tasa de referencia en su reunión del próximo 20 de marzo. En otro frente, se registró un desempeño positivo en el mercado petrolero, situación que dio algo de apoyo a la moneda mexicana.

Podría llegar a 20.30 pesos
Para Juan Francisco Caudillo, analista de Casa de Bolsa Monex, con el movimiento de este jueves en el dólar se dan rompimientos de niveles importantes con “facilidad”, por lo que es posible que lo lleven a buscar rangos de 20 y 20.30 pesos en los próximos dos meses, pero que provocarían también la salida de extranjeros.

“Siendo este nivel el nuevo piso, los 19, eso solo quiere decir que el peso detonaría hasta el rango de los 20.30, y si en algún momento llegara a romper este nivel podría estar saliendo de un triángulo alcista y buscar los 22 pesos hacia los próximos 2 años”, dijo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here