EL gesto permitió que Richie superara la situación y actuó como anfitrión del partido como estaba previsto.

Ocurrió en el partido de la Liga mexicana que enfrentaba al Monterrey con los Lobos BUAP en la sexta jornada de la competición. Richie, un niño con Síndrome de Down, tenía que leer un manifiesto en favor del juego limpio, pero el ambiente le sobrepasó y los nervios le impedían continuar con la lectura.

En ese momento, el árbitro decidió actuar y animó al niño ayudándole a seguir leyendo. Este gesto permitió que Richie superara la situación y actuó como anfitrión del partido como estaba previsto.

El estadio y los jugadores también agradecieron el esfuerzo del pequeño quien acabó riendo y fue despedido entre aplausos tras el acto inaugural, al igual que las redes, donde el gesto se ha hecho viral.

Más tarde, Eduardo Galván, colegiado del partido, escribió un mensaje en Twitter dando las gracias “de corazón” a todos los asistentes y a los usuarios de redes sociales por “los buenos comentarios” que recibió.

La madre del niño también respondió a Galván, a través de otro mensaje en Twitter, agradeciéndole su “gran apoyo y paciencia”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here