Los fiscales en el juicio al narcotraficante mexicano Joaquín, ‘El Chapo’, Guzmán solicitaron al juez desestimar las declaraciones de la defensa de que el culpable es otro traficante, quien supuestamente evadió ser capturado debido a presuntos sobornos pagados a presidentes mexicanos

La petición fue presentada durante la noche del martes, antes de la reanudación del proceso la mañana de este miércoles. La defensa calificó el gesto de los fiscales de “totalmente infundado”.

El abogado defensor Jeffrey Lichtman había dicho el martes que ‘El Chapo’ no fue realmente el líder del Cártel de Sinaloa, acusado de haber enviado toneladas de cocaína a Estados Unidos.

Lichtman aseguró al jurado que el Cártel de Sinaloa pagó millonarios sobornos al actual presidente de México, Enrique Peña Nieto, y a su antecesor Felipe Calderón.

Además dijo que el verdadero jefe del cártel es Ismael ‘El Mayo’ Zambada y que ha pagado “al actual y anterior presidente de México (…) millones de dólares en sobornos con lo que evadió ser capturado.

El expresidente Felipe Calderón y un portavoz del actual mandatario negaron enfáticamente los señalamientos.

También el abogado defensor aseguró que Guzmán es un “chivo expiatorio” y “se le acusa de ser el líder mientras los verdaderos líderes viven libremente en México”

Los comentarios de Lichtman se dieron después de que el fiscal asistente Adam Fels expusiera el caso, con lo que busca demostrar que ‘El Chapo’ pasó de ser un traficante de mariguana de poca monta en la década de 1970 a líder del poderoso Cártel de Sinaloa, dejando un rastro de violencia en su ascenso.

Los fiscales federales afirman que como líder del Cártel de Sinaloa, Guzmán, de 61 años, dirigió envíos enormes de heroína, cocaína, mariguana y metanfetaminas a Estados Unidos. El acusado enfrenta 17 cargos criminales y si es condenado podría ser sentenciado a cadena perpetua.

Además del contrabando de drogas a Estados Unidos, el Cártel de Sinaloa ha jugado un papel importante en la violencia entre bandas rivales que ha asolado áreas de México y desafiado a varios gobiernos.

Más de 200 mil personas han muerto, muchas de ellas en riñas entre cárteles, desde que el Gobierno mexicano envió tropas para enfrentar a las bandas de narcotraficantes en el 2006, en el sexenio de Felipe Calderón.

Guzmán, que escapó dos veces de cárceles de máxima seguridad en México, ha sido mantenido en confinamiento en solitario en Manhattan y fue transportado a la corte de Brooklyn en una caravana con fuertes medidas de seguridad.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here