El director de calificaciones soberanas de Standard & Poor’s, César Barceinas, aseguró que por el momento no hay razón para mover las calificaciones de la deuda soberana de México, pues sus evaluaciones son a largo plazo y van más allá de eventos coyunturales como la cancelación del NAIM.

En entrevista con Víctor Piz, el especialista de Standard & Poor’s reafirmó la calificación de México en BBB+ con perspectiva ‘estable’ debido a la solidez fiscal del país, y aunque hay cierto impacto en los mercados no incide en la evaluación.

“Nuestras calificaciones son de largo plazo, por lo cual un efecto inmediato, aunque hay un impacto en el mercado, no incide en nuestra calificación. Lo importante para nosotros es seguir monitoreando las acciones del gobierno que todavía no toma posesión y ver en qué manera esto afecta a largo plazo los indicadores fiscales”, dijo Barceinas.

En este sentido, el especialista de S&P destacó que, si bien es evidente la volatilidad del tipo de cambio tras la cancelación del proyecto del nuevo aeropuerto, el hecho de que el gobierno mexicano tenga la promesa de un superávit primario es positivo para las finanzas públicas.

“Tenemos que ver evidencia de que las nuevas medidas de política que tome el nuevo gobierno van en esa dirección de estabilidad macroeconómica y fiscal, por lo que esperamos que el déficit siga en niveles moderados, lo que a su vez va de la mano del nivel de endeudamiento del país”, aseguró.

Barceinas agregó que lo que sustenta la calificación que han observado en los dos últimos años es una corrección fiscal importante que redujo el déficit de niveles cercanos al 4 por ciento al 2 por ciento, así como una reducción de la deuda y la autonomía del Banco de México.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here